Atlas

Se tambalea llegada de Jeison Lucumí al Atlas

Un desgarre separaría al jugador que pertenece a Tigres de una posible nueva cesión, ahora a los Rojinegros, que podrían ver un segundo fichaje fallido.

Lucumí Atlas

El trato con la directiva estaba cerrado. Por eso, el colombiano Jeison Lucumí se trasladó a la ciudad de Guadalajara para finiquitar los detalles que hacían falta antes de ser anunciado como refuerzo del Atlas. Sin embargo, un problema surgió en las pruebas físicas: el sudamericano aún no supera una lesión por lo que la operación está a punto de caerse.

Al llegar a la Perla Tapatía, el cuerpo médico de los Zorros pudo percatarse en las pruebas que todavía no está recuperado de un desgarre. El futbolista jugó a préstamo con el Querétaro y la directiva del Atlas tenía un acuerdo con Tigres para recibirlo también en una cesión temporal. El cuerpo técnico contaba con él para integrarlo de inmediato al trabajo, pero eso no es posible.

En las pruebas físicas se supo que el futbolista colombiano todavía necesita más tiempo de rehabilitación, por lo que no podría sumarse a la pretemporada del conjunto que dirige Rafael Puente. Así, el que parecía se convertiría en el primer refuerzo de cara al Torneo Apertura 2020 se tambalea y la operación se vendría abajo por dicha lesión.

Así, un refuerzo más se le va al Atlas. La directiva estaba cerca del chileno Diego Valdés, de Santos Laguna. El acuerdo no era complicado de alcanzar, pues ambos clubes pertenecen a Grupo Orlegi. Sin embargo, con quien no se pudo alcanzar un trato fue con el propio futbolista, pues se negó a cambiar de ciudad.

Los Zorros tienen contemplada la incorporación de dos refuerzos para el Apertura 2020: un extremo izquierdo, que era Jeison Lucumí y ahora tendrían que buscar a alguien más, así como un volante mixto, que tenga capacidad tanto de pisar el área rival como de ayudar en labores de medio campo y defensa.