Pachuca

Enrique Meza confiesa que por poco se agarraba a golpes con Damián Álvarez

El 'Ojitos' confesó que mientras dirigió a la 'Chilindrina' en Pachuca hubo una ocasión en la que se dijeron de cosas y Meza estaba dispuesto a pelearse.

Enrique Meza confiesa que por poco se agarraba a golpes con Damián Álvarez
ELIUK DE LA TORRE MEXSPORT

Una de las etapas más exitosas de Enrique Meza como entrenador la tuvo con los 'Tuzos' de Pachuca del 2006 al 2009, en tres años el 'Ojitos' ganó cinco campeonatos con ellos, incluidos una Liga MX y una Copa Sudamericana, siendo este último el único trofeo que tiene un club mexicana en un torneo de clubes de Conmebol. En su estancia con los de la Bella Airosa, Meza coincidió con Damián Álvarez, entre ellos existe una buena relación, pero hubo un momento en el que un intercambio de palabras por poco provoca un intercambió de golpes.

"Un día saqué a Damián, venía caminando en medio campo y soy bueno para leer la boca y muy mal pensado. Cuando se volteó me dijo ‘viejo hijo de puta'. Vino hasta la banda y le dije ‘ten mucho cuidado, porque así como me ves todavía me puedo pelear contigo'. Se fue a sentar y lo seguí, le dije que si me había escuchado. Al día siguiente entrenamos, Damián venía caminando para llegar. Llegó y me dijo si podía hablar conmigo. Me dijo ‘discúlpame’, le dije que estaba bueno y que se fuera a entrenar, me dijo que si no le daba un abrazo y un beso no se iba a entrenar. Es algo extraordinario y habla del cariño que hay entre nosotros y que aceptó su enojo. Nunca más tuvimos ningún enfrentamiento a pesar de que jugaba casi medios tiempos", platicó el 'Ojitos' en entrevista para Fox Sports.

El festejo de la Sudamericana

Una vez que vencieran al Colo Colo en la final del torneo sudamericano, los Tuzos se regresaron a su hotel de concentración a festejar el logro. Al día siguiente, antes de partir, les comentaron que había cuartos rayados con pintura de aerosol, y si no pagaban por los daños no los iban a dejar salir. Al final, se pagó y Pachuca llegó sin retrasos a México. Gabriel Caballero quien era capitán de ese equipo confesó quienes fueron los "malandros" que pintarrajearon las paredes del hotel.

Meza llegando con la Sudamericana a México

"Cuando ganamos la sudamericana hubo un festejo muy grande, hubo vino y algunos se fueron a su cuarto. Al otro día en la mañana, habían llevado spray para pintar y la recamara y pusieron la Sudamericana en las paredes. No pudimos abandonar el hotel hasta que no se pagaran los daños por los tres pintores", mencionó Meza. Caballero recordó que Leobardo López, Jaime Correa y Marvin Cabrera habían sido los infractores.