CONSEJOS

¿Qué medidas tomar con las llantas de un automóvil que pasará estacionado por días?

En tiempos de Coronavirus, es sumamente importante poner atención en los neumáticos de un vehículo que quedará inmóvil por semanas.

¿Qué medidas tomar con las llantas de un automóvil que pasará estacionado por días?
Cortesía Bridgestone

De la misma manera como se toman medidas para que un automóvil funcione a la perfección, se deben seguir una serie acciones en caso de que el vehículo no se use por varios días seguidos Debido a que el vehículo quedará inmóvil en un mismo sitio, es importante poner atención en las llantas, ya que la probabilidad que pierdan aire es muy elevada, justo como ahora que se redujo la movilidad con el tema del Coronavirus

Aun cuando los neumáticos estén nuevos, es factible que al paso de los días pierdan presión debido a que el caucho es poroso, así que, si pasan varios días o incluso semanas, es posible que haya que poner aire para poder rodar de nuevo.

Es importante mencionar que está pérdida de presión sucede todos los días cuando el automóvil queda estacionado por horas, sin embargo, con el calentamiento producido al rodar, la llanta recupera esa mínima cantidad de aire perdida.

Te puede interesar: Productos para desinfectar el automóvil 

De esta manera, al sumar esta merma de presión natural por varios días, los neumáticos verán una importante perdida de aire que, en algunos casos, sobre todo en las llantas con una larga vida, hará que tengan que ser infladas.

Si se trata del cambio de un neumático no hay problema, sin embargo, esta pérdida de aire hará que se requiera un inflado de las cuatro ruedas, lo cual imposible, pues solo existe una llanta de refacción.

Con el objetivo que no haya una perdida excesiva de aire luego que un automóvil pase semanas estacionado, lo más recomendable es acudir a una estación de gasolina o bien utilizar una máquina compresora portátil para inflar de más las llantas.

Por medio de esta acción, el aire que se pierda debido a la mencionada porosidad de los neumáticos será el que se puso de excedente. De esta manera, cuando el automóvil vuelva a la movilidad no tendrá problemas de desinflado.

Al mismo tiempo de inflar de más las llantas, hay que tomar una segunda medida, y es mover ligeramente el automóvil cada 15 días para que el peso no reincida sobre el mismo punto de las llantas, lo que impedirá que se deformen.