Caso Renato

Cronología del caso de Renato Ibarra por supuesta agresión a su esposa

El futbolista de América fue acusado por violencia doméstica, tentativa de feminicidio y tentativa de aborto. Después de estar en el Reclusorio Oriente, ahora se encuentra libre.

Cronología del caso de Renato Ibarra por supuesta agresión a su esposa
Antonio Hidalgo MEXSPORT

Renato Ibarra apareció en medio de la polémica debido a que fue acusado por su esposa, Lucely Chalá, de violencia doméstica, tentativa de feminicidio y tentativa de aborto. Después de dos audiencias en el Reclusorio Oriente, ahora se encuentra libre por no ser vinculado a proceso. Aquí te presentamos la cronología del caso.

Ibarra fue detenido por violencia doméstica

La noche de 5 de marzo, agentes de seguridad pública acudieron al llamado de auxilio de Lucely Chalá, quien acusó a Renato de violencia doméstica. El futbolista fue trasladado a la fiscalía junto a su hermano, cuñado y hermana de su esposa.

Renato negó las versiones en Twitter

Mientras la noticia se daba a conocer en redes sociales, aún sin ser oficial, el mismo jugador negó las agresiones a su esposa, a través de sus redes sociales: “Quiero ser muy claro en que las versiones que nos mencionan tanto a mi pareja y a mí son totalmente falsas, jamás le pondría una mano encima a ninguna mujer”.

Lucely Chalá fue hospitalizada

Después de las agresiones, la esposa del futbolista fue trasladada a un hospital al sur de la Ciudad de México, en donde habría tenido riesgo de aborto por el maltrato recibido. Después de horas de recuperación, estaba fuera de peligro.

Fue trasladado al Reclusorio Oriente

Después de más de 36 horas en la fiscalía, en donde ambas partes rindieron su declaración y se llevaron a cabo las investigaciones pertinentes, el profesional de 29 años no recibió el perdón de su esposa, por lo que fue trasladado al Reclusorio Oriente, el sábado 7 de marzo.

Acusación por tentativa de feminicidio y aborto

En la primera audiencia del caso, el domingo 8 de marzo en el Reclusorio Oriente, se le leyeron los cargos al seleccionado ecuatoriano en el que se incluyeron violencia familiar, tentativa de feminicidio y tentativa de aborto.

Salen a la luz diálogos y videos de los hechos

Después de más de tres días en el Reclusorio Oriente, el periodista Carlos Jiménez dio a conocer parte de los presuntos diálogos entre Ibarra y Chalá, en el cual se incluyen agresiones verbales. "Me vale ver..., péguenles, no me importa si hay un muerto, péguenles (…) Hijas de pu... mantenidas", habría exclamado Ibarra.

Chalá habría explicado cómo se desarrollaron los hechos: “Mi concubino me toma de mi cabello y me da jalones tratando de evitar que me defendiera, por lo que somos acorralados en el vestidor mientras que nos gritaban: por qué no salíamos si somos tan valientes, que nos iban a golpear que estábamos picadas por el dinero de mi concubino".

Posteriormente, la revista TV Notas publicó un video de lo sucedido, en donde se observa al futbolista con un presunto objeto metálico en la mano y gritando. En la misma publicación, Chalá aunó sobre lo sucedido: “Él me jaloneó del cabello y me empujó contra la pared, entonces a él empujarme a la pared, yo me meto al vestidor y mi hermana también alcanza a meterse al vestidor. Abrí la puerta del vestidor y llamó a sus hermanos y les dijo: ‘vengan, péguenles”.

Su esposa lo calificó de violento y señaló que su hijo menor percibió los actos de violencia: “Mi niño gritaba ‘no le peguen a mamá’, déjenla (…) Los momentos buenos con él, son muy buenos, pero los malos con él son muy malos. Sí era como que violento, sí lastimaba mucho sus palabras”.

Chalá se dice afortunada por seguir con vida

Desde el hospital, en entrevista para TV Notas, expresó que agradece continuar con vida para poder relatarlo, e hizo un llamado a las mujeres maltratadas a no quedarse calladas: “Gracias a Dios corrí con suerte, soy de las pocas que a veces corre con suerte de quedar viva o que no pase a mayores. Pero precisamente para que no pase a mayores, las mujeres no debemos permitir eso, no debemos quedarnos calladas, no debemos tener miedo, no debemos permitir agresiones sea quien sea”.

Su esposa se retracta y niega agresiones de su esposo

En la segunda audiencia del caso, Chalá señaló: “No, no me agredió físicamente. No recuerdo haber dicho eso en la entrevista que me hicieron”, según video revelado en redes sociales por el periodista de fuente policiaca, Carlos Jiménez.

En su nueva versión señaló que no pasó de una discusión que se salió de control y se contradijo con lo señalado anteriormente en la fiscalía, en donde argumentó haber sido jaloneada del cabello y azotada en la pared.

“Mi pareja y yo, en nuestra habitación, empezamos a tener una discusión en la cual intervinieron sus familiares y mi hermana Karen. Las cosas se salieron de control y hubo empujones, jalones y luego nos metimos al vestidor. Seguían los empujones y jalones, me di la vuelta para proteger mi vientre y, la verdad, ya no vi nada”, se escucha en el video difundido en redes sociales.

La nueva versión libera a Ibarra

Después de que Lucely Chalá señalara que no fue agredida, Renato Ibarra no pudo ser vinculado a proceso por tentativa de feminicidio y tentativa de aborto. Horas después de la segunda audiencia, alrededor de las 22:15 horas del 12 de marzo, el aún jugador del América abandonó el Reclusorio Oriente sin dar declaraciones.

América lo separa de forma definitiva

En medio de la serie de procesos legales, Club América se pronunció al respecto y señaló que el jugador fue separado de forma definitiva del plantel: “El compromiso del club es total contra la violencia, por ello, a lo largo del año desplegaremos varias campañas en apoyo a las mujeres y, además, todos los jugadores del primer equipo del club América recibirán, por parte de especialistas, cursos de capacitación en: perspectiva de género, situación de la violencia contra las mujeres y nuevas masculinidades, así como la realización de otras actividades que sensibilicen a todos los integrantes del club”.