CHIVAS

Fernando Tena: “Antuna terminará siendo ídolo en Chivas”

El técnico del Rebaño Sagrado mostró su respaldo total a Uriel Antuna e incluso aseguró que le depara un gran futuro con el equipo rojiblanco.

Uriel Antuna, Chivas
Edgar Quintana MEXSPORT

Uriel Antuna ha vivido el partido que ningún futbolista quisiera. Durante la derrota de Chivas en casa frente al Cruz Azul, por 2-1, ha fallado tres ocasiones claras de gol y Jesús Corona le ha sacado una más con una extraordinaria atajada. Por eso, la afición en el Estadio Akron lo silbó en la recta final del encuentro.

Tras concretarse la segunda derrota consecutiva del Rebaño Sagrado, el refuerzo que costó al Guadalajara la elevada cifra de 12 millones de dólares salió del campo entre lágrimas y ofreciendo disculpas a la tribuna. Para Uriel Antuna ha sido una noche para olvidar, pero el técnico Luis Fernando Tena asegura que lo apoyara. Incluso, vaticina que terminará como ídolo en Chivas.

“La mejor forma de apoyarlo es hablando con él, alentándolo y manteniéndolo en la alineación. Va jugar porque es un gran jugador. Tuvo tantas opciones por algo, porque sabe llegar donde debe estar. Tuvo mala suerte, pero la próxima las va meter porque es un gran jugador. Está apenado, un poco deprimido, pero lo apoyo y el próximo partido va a estar desde el inicio”, aseguró Luis Fernando Tena.

El entrenador del Rebaño Sagrado reconoce que ve al joven futbolista presionado, luego de la expectativa generada a su alrededor. El Guadalajara pagó 12 millones de dólares para contratarlo y se esperaba que se convirtiera de inmediato en referente del equipo. Ese peso comienza a cobrarle factura, según la apreciación del “Flaco”.

“Sí es normal, él quiere corresponder a la confianza de la directiva, a la afición. Deja todo en la cancha, en los entrenamientos y partidos. Al final la gente le chifla y se siente mal, pero siguió insistiendo. Al final tuvo una más... estoy seguro que va acabar siendo un ídolo de la afición, tiene condiciones de gran futbolista”, concluyó Luis Fernando Tena.