CHIVAS

Crisis de Chivas provoca gritos y mentadas en la cancha

El plantel rojiblanco no teme hablarse de frente cuando hay algo que arreglar, así como no les preocupan las molestias causadas por la lucha de un sitio en el cuadro titular.

Jesús Molina, Chivas
Ulises Naranjo MEXSPORT

Ni con millones de dólares en refuerzos pudo Chivas salir de la crisis. Cinco torneos sin calificar a la Liguilla son una pesada carga sobre la espalda del actual plantel. El arranque del Clausura 2020 parecía esperanzador, pero después el equipo se cayó. Eso ha provocado que en la cancha se llegue incluso a los gritos y mentadas de madre.

“Lo que hemos hablado se queda en el interior, es un tema de vestidor. Obviamente hay llamadas de atención, entre nosotros hay pláticas para el bien del equipo, en qué estamos fallando, en qué podemos mejorar, siempre para bien del equipo. Soy de los que pienso que forma pacífica y respetuosa, se pueden solucionar muchos más problemas que gritándonos y faltándonos al respeto. Esos gritos o mentadas de madre, perdón por la palabra, que se puedan dar, sobre todo se dan en la cancha”, reveló el capitán Jesús Molina.

“Afuera de la cancha tratamos de entender qué está pasando, qué nos está fallando. Si en algún momento hay necesidad de gritarle a uno y si lo tenemos que chingar, lo chingaremos o me chingarán. No porque yo sea el capitán no me pueden decir nada, al contrario saben qué hay esa apertura. Este vestidor tiene esa facilidad de comunicación, todos tenemos la facultar de ir y decirnos las cosas de frente. Podrá haber dos o tres enojados cuando nos dicen las cosas, pero tratando de entender y aceptar en qué estamos fallando. Es fundamental el tema de la comunicación y la ha habido, está claro”, reconoció con sinceridad.

Los resultados comienzan a crear presión dentro del vestidor. El equipo fue eliminado en la Copa MX por Dorados de Sinaloa, de la Liga de Ascenso. Además, hoy Chivas está fuera de la zona de calificación. Por si fuera poco, el capitán Jesús Molina admite también qué hay malestar entre quienes no juegan. La mayoría de refuerzos contratados son suplentes.

“Esto es así, de resultados, estamos conscientes que no hemos estado a la altura, lo sabemos. Veo al equipo anímicamente bien, trabajando comprometido y eso me deja tranquilo. No veo un jugador fuera del camino, al contrario jalamos parejo. Obviamente habrá quienes no estén del todo conformes porque no juegan, pero eso pasa en todos lados. Sería un conformista el que es banca y está siempre con una sonrisa. Es normal que haya un enojo, porque quieren jugar, saben de su capacidad, pero el equipo está jalando parejo”, detalló.

“Hemos detectado ciertas circunstancias que nosotros mismos los arropamos para jalar hacia el mismo lado. Es muy importante, yo como capitán trato de ir viendo esas situaciones y cuando vea algo fuera de lo normal, por mi experiencia puedes detectar rápidamente cuando algo está mal y no es el caso. En actitud, en compromiso, todos estamos trabajando, eso me deja muy tranquilo. Después, el rival nos puede superar porque es futbol, pero tenemos que minimizar esos detalles, ese margen de error debe ser mínimo para que el resultado sea favorable”, sentenció Jesús Molina.