Chivas

El día que Héctor Reynoso ‘amagó’ con la influenza en Libertadores

Ahora que se ha declarado emergencia internacional por Coronavirus, el ex defensor del Rebaño rememoró lo sucedido en Viña del Mar ante el Everton de Chile, en 2009.

Ciudad de México
El día que Héctor Reynoso ‘amagó’ con la influenza en Libertadores
ISAAC ORTIZ Mexsport

El Coronavirus se encuentra bajo los reflectores del mundo entero por la letalidad de su propagación en China, razón por lo que la Organización Mundial de la Salud declaró emergencia sanitaria internacional. México hace más de 10 años sufrió de una alerta similar con el virus AH1N1. Dicha situación fue aprovechada por Héctor Reynoso, entonces futbolista de Chivas, en juego de Copa Libertadores 2009, para sacar ventaja en un duelo de fútbol.

Reynoso y su “amenaza a la mexicana”

La alerta sanitaria se activó el 23 de abril de 2009. Seis días después, el entonces capitán de Chivas intimidó a un rival del Everton de Viña del Mar con la epidemia, en territorio chileno. Amagó con escupirlo durante pleno juego, para así hacerle creer al rival que propagaría el contagio. Él mismo relató lo sucedido en entrevista radiofónica para el programa Pasión W de W Radio.

“Yo no le escupí a nadie, fue solo mímica y ni enfermo estaba. No lo tenía pensado, sentía que nos agobiaban un poco, si nos hacían un gol quedábamos fuera. Entonces me acordé que traían ese tema, que le temían a la epidemia. Traté de desconcentrar al delantero, la reacción fue de toser primero, pero al ver su reacción y que se echa para atrás, vi que le di al clavo y seguí con el tema”.

Cree que no cometió nada grave, pues nunca lo escupió. A la distancia del suceso, asume su responsabilidad y revela que ofreció disculpas por ello: “En el partido nadie se dio cuenta, ni el árbitro ni jugadores, más que con quien tuve el conflicto. En las tomas de televisión salió todo.

"No me castigaron, solo me multó Chivas por la imagen mostrada, pero nada más. No agredí a nadie y ni estaba enfermo ni mucho menos. Le ofrecí una disculpa pública a Sebastián Penco, pero no la aceptó. Son cosas del fútbol, se quedan en anécdotas. Fue por mera estrategia y en el momento no sabía si ofendí a al alguien con ello. Lo asumí en su momento, no evadí nada, ofrecí disculpas. Pero hay muchas más cosas que son peores que eso. Muchos se dieron baños de pureza con esa situación”.

El Rebaño fue víctima de burlas por la influenza dentro y fuera de la cancha

Relata que no solo fueron discriminados dentro de la cancha por la alerta sanitaria, también fue en las calles de Viña del Mar, donde los habitantes les pedían no visitar sitios concurridos. “Fue un momento incómodo y desagradable por la mala información que había sobre la epidemia que había en México. Nos trataron muy mal, como enfermos, cuando realmente fue por ser mexicanos.

“Nosotros llegamos a Viña del Mar un lunes y fue cuando en México la noticia de la influenza estaba a todo lo que daba. Nosotros salíamos a caminar a las plazas por la tarde, pero la gente se salía de las tiendas cuando entrabamos. Nos pedían salir de los sitios concurridos y nos daba risa, porque también no sabíamos la magnitud de lo que sucedía en nuestro país. Un día antes del partido, nos escupieron el camión, nos llevaban cabezas de puerco para burlarse y hacernos sentir mal. Ellos usaron cubrebocas en forma de burla”, comentó uno de los históricos defensores de Chivas.

La influenza: el inicio del subcampeonato de América

Chivas quedó eliminado del certamen por la alerta sanitaria que vivía México. Por la drástica decisión, México se retiró de toda competición de Conmebol, lo que encendió los focos rojos en Sudamérica. Después de conciliar, el arreglo fue que como compensación por el mal trato, El Rebaño accedería a la siguiente edición de Libertadores directamente desde octavos de final, evitando la fase previa y ronda grupal como el resto de los competidores. Fue así que el camino fue más corto en 2010, edición en la que llegaron hasta la final del histórico torneo, en donde cayeron en casa del Inter de Porto Alegre.