CHIVAS

Chivas veta a aficionada que aventó cerveza

La directiva rojiblanca tomó cartas en el asunto sobre la persona que arrojó la bebida y anunció que tendrán prohibido el acceso al inmueble.

Un hecho lamentable ocurrió en la tribuna del Estadio Akron, casa de Chivas. Dos aficionadas hicieron algo que creyeron “gracioso” y estuvo a punto de provocar una pelea en las gradas. La principal involucrada fue de inmediato bautizada como “Lady Cerveza” y que ya fue vetada de la casa del Rebaño Sagrado.

“Tras revisar los videos que circulan en redes sociales, hemos determinado vetar de cualquier evento público que se realice al interior de nuestras instalaciones a las dos personas que incumplieron el reglamento, tras arrojar cerveza a otros asistentes e incitar a la violencia en el partido Chivas vs. Dorados del pasado martes 21 de enero”, explicó la directiva del Guadalajara a través de la cuenta en Twitter del Estadio Akron.

“De la misma manera, procederemos a negar el ingreso a la persona que invadió la cancha y provocó la interrupción momentánea de dicho encuentro. Agradecemos a la afición por hacer la denuncia y con ello colaborar a manera al Estadio Akron como uno de los más seguros y familiares del futbol mexicano”, agregó el comunicado.

Después de la derrota del Guadalajara por 2-1 ante Dorados de Sinaloa, en la Copa MX, Aranza Sánchez arrojó un vaso de cerveza a las personas que se encontraban filas abajo de ella. Todo fue grabado por su acompañante, Andrea Buenrostro y fueron las mismas aficionadas quienes compartieron lo ocurrido en sus redes sociales.

Consideraron lo que hicieron como un chiste, pero estuvo a punto de terminar mal. Los aficionados afectados luego de ser bañados en cerveza, voltearon en busca de culpables. Las involucradas se escondieron en el anonimato, mientras los agredidos se hicieron de palabras con otros hombres, pensando que eran los responsables.

Ellas se limitaron a reír. Luego de que compartieron lo ocurrido, las críticas llovieron en redes sociales. De inmediato fueron identificadas y recibieron reclamos de aficionados. A través de Twitter, Buenrostro respondió cosas como “relájense, van al estadio no van a misa” o “el que se agüita pierde”. El caso tomó tal notoriedad, que incluso la directiva de Chivas tuvo que ejercer mano dura en el asunto.