LIGA MX

El protocolo de control de dopaje en Liga MX paso por paso

Este es el ABC de lo que marca el protocolo para atender un caso de dopaje de un atleta a nivel mundial; así será el peregrinar de Víctor Guzmán.

El protocolo de control de dopaje en Liga MX paso por paso
Tomás Regueiro MEXSPORT

En caso de comprobarse el caso de dopaje por parte del atacante Víctor Guzmán, lo que sigue será el peregrinar que marca el protocolo del código impuesto a nivel internacional por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) para verificar la información.

En entrevista con TUDN, el presidente de la Liga MX, Enrique Bonilla, confirmó la existencia de un caso de dopaje durante el torneo de Apertura 2019. Presuntamente, se trata del Poco Guzmán.

A continuación, una breve explicación de lo que marca el protocolo para atender un caso de dopaje de un atleta a nivel mundial:

Las toma de muestras

En Liga MX, regidos por los ordenamientos de FIFA, de manera aleatoria, se eligen dos jugadores de cada equipo en cada partido oficial que se realiza. Estos futbolistas pueden o no participar en el encuentro.

Los elegidos deben pasar al área asignada para el efecto ubicada en el estadio. Lo pueden hacer solos o acompañados por un representante del área médica de su club.

Ya ahí, el futbolista deberá entregar una muestra de orina de, mínimo, 90 mililitros. Posteriormente, se le entregará un kit de recolección sellado que tendrá un número de código deberá aparecer por igual en frasco, las tapa y recipiente.

En el frasco denominado B, el atleta deberá verter, por lo menos, 30 ml de la muestra y el resto lo colocará en el frasco denominado A.

Las muestras se sellan y se envían a un laboratorio acreditado por la AMA, para ser procesadas. En el caso de la Liga MX, el laboratorio contratado para el efecto es el ubicado en La Habana, Cuba.

El análisis

El laboratorio AMA, al momento de recibir las muestras, garantiza, a través de la cadena de custodia, el correcto manejo de las mismas.

La primer muestra que se analiza es la contenida en el frasco denominado A, mientras la vertida en el frasco denominado B se almacena con el único fin de poder servir para confirmar un resultado analítico adverso de la muestra A, según lo marca el protocolo.

Cabe destacar que el nombre del atleta al que pertenece la muestra se mantiene en anonimato y el laboratorio analiza solo de acuerdo a los códigos numéricos que tienen los frascos. Una vez analizada la muestra, el laboratorio tiene la obligación de informar de sus resultados a la Liga MX y a la AMA.

¿Qué pasa si hay un resultado adverso?

Si el análisis de la muestra A arroja presencia de una sustancia prohibida, el futbolista deberá ser notificado por la Liga MX, por escrito, de los resultados y sus derechos respecto a la posibilidad de análisis de la muestra B.

La decisión de analizar la muestra B es única y exclusiva del futbolista.

En caso de que el atleta solicite abrir la prueba B, se le impone una suspensión provisional mientras se obtienen los resultados.

Si la muestra B no confirma el resultado de la muestra A, no se realizarán más acciones y el jugador quedará habilitado para jugar.

Sin embargo, si la muestra B confirma el resultado adverso encontrado en la muestra A, la AMA informará a Liga MX y jugador e impone una sanción que, de acuerdo a reglamento, puede ser hasta por dos años de suspensión.

Una vez sancionado, el futbolista puede ejercer su derecho de audiencia ante un tribunal antidopaje internacional, en la cual deberá presentar todas las pruebas que crea conducentes para demostrar su inocencia.

El tribunal deberá confirmar o invalidar la sanción impuesta al atleta.

En caso de que su fallo sea validar la sanción, el futbolista tendrá una última oportunidad de apelar ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) para buscar invalidar o reducir su castigo.