VERACRUZ

Liga MX se olvida del plano administrativo del Veracruz

Empleados de los Tiburones Rojos continúan con adeudos desde hace cuatro meses, Fidel Kuri no da razón de sus sueldos y actúa "como si nada ocurriera".

Liga MX se olvida del plano administrativo del Veracruz
Felix Marquez MEXSPORT

Con la desafiliación a la vuelta de la esquina, el personal administrativo del Veracruz se encuentra en el limbo con varios meses sin recibir su sueldo y abandonados por la Liga MX. Empleados del club jarocho, que pidieron el anonimato por temor a represalias, revelaron que un grupo de 20 personas no ha recibido pago desde hace cuatro meses sin que el propietario del equipo, Fidel Kuri, les dé razón de cuándo será saldada la deuda.

Las fuentes consultadas explicaron que los afectados por los adeudos pertenecen a la nómina que cobra de manera mensual, mientras que con los que reciben su sueldo de manera semanal o quincenal van al día con los pagos.

Hace unas semanas, de acuerdo a lo relatado por los afectados, cuando el tema de los adeudos con la plantilla de futbolistas de los distintos equipos del Veracruz tomó fuerza con la intervención de la Comisión del Jugador, los empleados administrativos se acercaron con directivos de la Comisión de Controversias de la FMF para solicitar su ayuda, sin embargo, la respuesta no fue positiva.

Los directivos de Controversias argumentaron que al no ser afiliados a la FMF, los empleados del Veracruz tendrían que hacer su reclamo directamente a Fidel Kuri Grajales y que lo único que podía hacer el organismo por ellos era recibir un oficio donde se mostrara la lista de las personas a las que se les debía y a cuánto ascendía el adeudo para “estar pendientes”.

En lo que se refiere a Kuri Grajales, los empleados se quejan de que el empresario actúa “como si nada ocurriera” y acude a las oficinas del club de manera normal, sin dar noticias de cuándo saldará la deuda con los administrativos.

La última noticia que recibieron los afectados por parte de Kuri sobre el pago de sus sueldos fue el pasado mes de octubre, cuando los jugadores del primer equipo decidieron, a manera de protesta por la falta de pagos, quedarse parados los tres primeros minutos del juego ante Tigres, lo que, a la postre, les valió recibir dos goles.

Aquél día, tras la derrota del equipo, el presidente del Veracruz le prometió a sus empleados que a ellos sí les pagaría porque “ustedes no se dejaron meter los goles”. Pero todo quedó en eso: palabras al aire.

Este martes, el personal del club jarocho se reunió en las oficinas ubicadas en el estadio Luis Pirata Fuente para seguir las incidencias de la Asamblea de Dueños que sea realizó en la sede de la FMF, en Toluca, para tener noticias sobre su futuro.