presentado por
Competición
  • Bundesliga
  • LaLiga Santander
  • Liga Holandesa
  • Liga Portuguesa
  • Ligue 1
  • NBA
  • Premier League
  • Serie A
Liga Holandesa
EN JUEGO
Feyenoord Feyenoord FEY

3

PSV PSV PSV

0

Heracles Heracles HCL

-

Utrecht Utrecht UTR

-

AZ Alkmaar AZ Alkmaar AZ

-

Ajax Ajax AA

-

FINALIZADO
FC Emmen FC Emmen EMM

2

Sparta de Rotterdam Sparta de Rotterdam SPR

0

NBA
New Orleans Pelicans NOP

-

Orlando Magic ORL

-

Indiana Pacers IND

-

Charlotte Hornets CHA

-

Brooklyn Nets BKN

-

Philadelphia 76ers PHI

-

Atlanta Hawks ATL

-

Los Angeles Lakers LAL

-

Denver Nuggets DEN

-

New York Knicks NYK

-

Golden State Warriors GSW

-

Sacramento Kings SAC

-

 

Roger Federer
Alexander Zverev
1 Set 2 Set 3 Set
3 6 6
6 4 2

The Greatest Match

Roger Federer vence a Alexander Zverev en la Plaza de Toros México

El tenista suizo fue el protagonista de una noche mágica con más de 42 mil personas. El alemán inició ganando pero la experiencia de Su Majestad lo superó.

Roger Federer vence a Alexander Zverev en la Plaza de Toros México
Osvaldo Aguilar MEXSPORT

El día llegó y se fue, Roger Federer jugó en México y vivió cada segundo como el Rey de una plaza que siempre soñó con él. Con un triunfo en tres sets, muchas risas, pero sobretodo, mucho tenis, el suizo dejó su huella en el corazón de los mexicanos.

42,517 personas fueron testigos de la calidad de su majestad y el mismo número, gritó de principio a fin, cómo sí se tratara de un ídolo de toda la vida. Cada golpe a la paralela se transformaba en un suspiro, cada drop shot en un mini infarto y cada broma en una lluvia de aplausos.

Roger Federer en su duelo contra Zverev

Federer y Zverev jugaron a un alto nivel, pero también se divirtieron entre ellos y con la afición. El alemán con alguna pelota escondida, el suizo respondiendo a los gritos de “Te amo” e incluso a un “Vamos Rafa”.

El juego terminó en fiesta y aunque la victoria fue del suizo, Nadie se fue triste, ni el propio Zverev, quien se lució con unos zapatos especiales y su cariño incondicional al público mexicano.

Federer por su parte, ante el grito de Acapulco, hizo la promesa de no esperar otros 23 años para regresar a México.