BERMUDAS VS MÉXICO

Los desperfectos del césped del Bermuda National Stadium

Si bien, el campo de juego es de mejor calidad respecto a otros en Concacaf, dista de estar en las mejores condiciones. Las zonas de córner son las más dañadas.

Hamilton
0
La cancha del Bermuda National Stadium
Eduardo López

La Selección Mexicana debutará en la Liga de Naciones de la Concacaf en visita a Bermudas, primer viaje del Tri a la isla desde 1971. El escenario será el Bermuda National Stadium, corazón del National Sports Center, un complejo polideportivo abierto al público que consta, además, de canchas de hockey, cricket, rugby, tenis y albercas. Todo está listo para la noche de fútbol en la exótica Hamilton. No obstante, el césped del estadio, plató del que los bermudeños, directivos y futbolistas, llaman 'el partido más importante' que hayan acogido, no está en las más óptimas condiciones. 

Durante las sesiones vespertinas de entrenamiento de ambas selecciones en la víspera del cotejo, AS pudo constatar la irregularidad del terreno. En algunos puntos, el césped está ligeramente quemado y, en otros, hay una mayor proporción de tierra. Sin embargo, ni el entrenador de la Selección Mexicana, Gerardo Martino, ni su contraparte bermudeña, Kyle Lightbourne, emitieron una queja sobre el estado del terreno de juego.

La cancha del Bermuda National Stadium

El pasado 18 de septiembre, el Huracán Humberto rozó la isla. Vientos de 120 km/h derribaron árboles, postes de energía eléctrica e, incluso, un graderío de un campo de rugby ubicado a metros del estadio, aún dentro del National Sports Center. Sin embargo, el recinto que celebrará el partido válido por la tercera jornada de la Liga de Naciones de Concacaf no sufrió ningún daño.

Más 'detalles' en el Bermuda National Stadium

A falta de instalaciones más completas (el estadio tiene capacidad para, apenas, 8,500 espectadores), la Concacaf erigió una sala de conferencias en una carpa, ubicada tras la pista de tartán que envuelve el campo de juego del BNS. El entoldado está ubicado justo bajo una torre de iluminación que emite un continuo y ruidoso zumbido derivado de su funcionamiento. El sonido es motivo de preocupación para los oficiales de Concacaf que organizarán el encuentro.