CHIVAS

Tomás Boy se siente perseguido en la banca de Chivas

El estratega del Rebaño señaló que "a veces pienso que son demasiado duros conmigo", tras los incidentes con André-Pierre Gignac el domingo pasado.

Guadalajara (México)
0
Tomás Boy se siente perseguido en la banca de Chivas

Tomás Boy, una vez más, se encuentra en el ojo del huracán. El viernes no podrá estar en la banca de Chivas, para el partido ante Puebla, por la expulsión del domingo pasado. Tras hacerse de palabras con André-Pierre Gignac, vio la tarjeta roja. Y dos días después del incidente, asegura sentirse perseguido en la banca, mientras con otros no pasa igual.

“Me salí del área técnica, ya me lo habían advertido. A veces puedo pensar que hay demasiada atención hacia mi persona y a los demás no. El otro día contra Santos el entrenador (Guillermo Almada) se salió de su área técnica todo el tiempo. Ni digamos del ‘Tuca’ que hasta entró a la cancha a dar instrucciones. Pero ese no es mi papel”, explica.

“A veces pienso que son demasiado duros conmigo, como fueron duros con Chivas al no suspender el primer partido. Uno carga con este karma que tenemos ahorita y hay que vivirlo, no hay problema. Los jugadores están respondiendo a esa presión. El Guadalajara tiene una presión mediática durísima y los jugadores responden muy bien”, añade el 'Jefe'.

Hasta el momento, revela que no ha recibido ninguna reprimenda interna. “La directiva no me ha dicho nada, pero evidentemente no es bueno para la imagen. De todos modos, estoy trabajando y puede suceder que mis alegatos no sean del agrado. La primera vez que me acerqué al cuarto árbitro me dijo ‘no levante las manos porque nos exhibe’. Las formas pueden hacer que esto suceda, me meto las manos a las bolsas, digo tontería y media y no pasa nada. Sí creo que va haber mucha provocación, sé que va haber provocación, pero ha habido desde que me conozco”, sentencia.

Y ante esa posible provocación por parte de los árbitros, reconoce que deberá controlar su carácter. “Es el desafío de todos los días, me ha pasado en otros equipos y me está pasando aquí. Pero no va suceder, hay que trabajar mucho sobre uno mismo, necesito estar cerca de mis jugadores, no me contrataron para estar en la tribuna. Es evidente que ahí tiene que haber una sustancial mejoría de mi parte”, admite el técnico de Chivas.

“El desafío es no engancharme, es una constante de siempre. El viernes me tendré que acostumbrar, no estaré en la banca. Creo que el equipo ha brincado ese charquito de que no necesitan tenerme ahí en la banca, pero tampoco me pagan por estar afuera. Ya pasó lo qué pasó, hay que asumirlo y adiós”, concluye Tomás Boy.