presentado por
Competición
  • Liga Mexicana - Apertura
  • Liga Ascenso MX Apertura
  • Bundesliga
  • Campeonato Brasileño Serie A
  • LaLiga Santander
  • Liga Portuguesa
  • Ligue 1
  • Premier League
  • Serie A
  • Liga Chilena
Liga Mexicana - Apertura
Pachuca Pachuca PAC

-

Atlas Atlas ATL

-

Liga Ascenso MX Apertura
Alebrijes de Oaxaca Alebrijes de Oaxaca ALE

-

Cafetaleros Cafetaleros CAF

-

Dorados Dorados SIN

-

Venados Venados VEN

-

Campeonato Brasileño Serie A
Gremio de Porto Alegre Gremio de Porto Alegre GPA

-

At. Paranaense At. Paranaense APA

-

LaLiga Santander
Osasuna Osasuna OSA

-

Eibar Eibar EIB

-

Liga Portuguesa
Ligue 1
Angers Angers ANG

-

Metz Metz MTZ

-

Amiens Amiens AMI

-

Nantes Nantes NAN

-

Serie A

AQUÍ SOLO FOOTBALL

¿Adiós a la NFL en México?

Partido de la NFL entre Raiders y Patriots en México

Dario Lopez-Mills

AP

Sin el apoyo del gobierno, Televisa y la iniciativa privada se quedan solos para organizar y pagar los partidos.

El romance comenzó el 15 de agosto de 1994 con un horrible partido entre los Dallas Cowboys y los Houston Oilers. Debido a las lluvias de la temporada, la cancha del Estadio Azteca parecía más digna para una noche de rodeo que para un juego de la NFL. ¡Era un verdadero potrero!

Houston ganó 6-0 en un juego más que olvidable.

Muchos años antes, en agosto de 1978, la NFL celebró su primer juego de exhibición en México, cuando New Orleans venció 14-7 a Philadelphia en el otrora Ciudad de la Deportes, luego Estadio Azul, hoy elefante blanco.

Pero fue a principios de los 90 cuando la NFL comenzó a traer partidos de pretemporada a México con otro objetivo: hacer negocio.

Durante varios años lo hizo básicamente con dos socios: Televisa y la iniciativa privada.

Pero a partir de octubre de 2005 el modelo de negocio cambió porque se agregó un nuevo jugador: el gobierno federal. Así, Televisa y el Gobierno trajeron a México el primer partido de temporada regular fuera de Estados Unidos.

Por supuesto, el Estadio Azteca (que pertenece a Televisa) fue el histórico escenario para aquel domingo por la noche, cuando los Arizona Cardinals derrotaron 31-14 a los San Francisco 49ers.

La crisis económica y el altísimo costo para traer un juego de la NFL nos privó de football profesional otros 11 años.

Gracias al apoyo de la Secretaría de Turismo, la NFL volvió a suelo mexicano en noviembre de 2016 con otro duelo histórico: el primer Monday Night Football fuera de Estados Unidos. Los Oakland Raiders derrotaron 27-20 a los Houston Texans para beneplácito de los miles de aficionados de negro y plata en México.

Según cifras que compartió la liga, ese juego y los eventos relacionados generaron ganancias por 45 millones de dólares, así como 2,840 empleos en la ciudad.

Ese fue el primero de tres partidos firmados en un acuerdo entre la NFL, Televisa y el Gobierno de la Ciudad de México. Los juegos se llevarían a cabo en 2016, 2017 y 2018.

El año pasado, en uno de los fiascos más grandes de la historia reciente del deporte en México, se canceló el partido en el Estadio Azteca entre Chiefs y Rams debido a las malas condiciones de la cancha.

Aparentemente Televisa y los responsables del Azteca le dieron prioridad a otros eventos de la empresa. Y nos quedamos sin uno de los mejores juegos del año.

Vino el cambio de gobierno en México y con él un plan de austeridad.

Fue tal la preocupación de la liga que en noviembre del año pasado el Comisionado de la NFL, Roger Goodell, viajó a México para reunirse con Andrés Manuel López Obrador y Emilio Azcárraga, presidente ejecutivo del consejo de administración de Televisa.

Ahí, acordaron que el juego cancelado en 2018 se jugaría este año. La semana pasada se anunció que será entre Chiefs y Chargers, en Monday Night Football.

Pero este miércoles no hubo buenas noticias.

La Cámara de Diputados aprobó la desaparición del Consejo de Promoción Turística, organismo gubernamental del cual salía una “tajada” para poder traer los juegos de la NFL a México. Y también una fecha de la Fórmula Uno.

La oficina de la NFL en México le dijo a AS que el juego de este año no se verá afectado, pero otras fuentes no son optimistas con el futuro.

Sin el presupuesto del Gobierno, Televisa y la iniciativa privada se quedan solos para organizar y pagar los partidos.

En México, la NFL tiene una docena de patrocinadores oficiales. Eso ayuda, por supuesto, pero no garantiza nada.

Seguramente se van a cancelar [los partidos]. Claudia Sheinbaum [jefa de gobierno de la Ciudad de México] dijo que buscaría conseguir el recurso directamente de la iniciativa privada, pero creo que será difícil conseguir todo ese dinero”, dijo una fuente cercana a las negociaciones.

No es buen augurio.

En 2017, la NFL y el entonces Secretario de Turismo, Enrique de la Madrid Cordero, anunciaron un acuerdo para jugar otros tres partidos de temporada regular en México, entre 2019 y 2021.

Sólo un milagro podría rescatar los partidos de 2020 y 2021.

Sí, por el momento hay que olvidarse de la NFL en México. Al menos durante el sexenio de Andrés Manuel López Obrador y su plan de austeridad.