Clásico Tapatío

El día en que el 'Tiburón' terminó “doblemente ardido”

El día en que el 'Tiburón' terminó “doblemente ardido”

Omar Martinez

MEXSPORT DIGITAL

Joel Sánchez jugó muchas veces el Clásico Tapatío y revela una de tantas anécdotas: “En el vestidor de Chivas estaba prohibidísimo perder contra Atlas”

Guadalajara (México)

Hacer un rápido viaje al pasado representa traer de ahí un sinfín de historias. Joel Sánchez jugó muchas veces el Clásico Tapatío, por eso elegir una anécdota no es sencillo. Pero lo primero de lo que tiene memoria abre la puerta: “Algo que recuerdo muchísimo es que en el vestidor de Chivas estaba prohibidísimo perder contra Atlas”.

Así, le viene a la mente de inmediato, mientras charla con AS México, una fecha particular: 10 de abril de 1999. Cancha del Estadio Jalisco, donde Guadalajara era local en domingo a mediodía. Se jugaba la fecha 13 del Torneo de Verano, en el que los Zorros llegarían más tarde a la única Final de su historia. Chivas no perdió. Pero el 1-1 supo a derrota. Fue el día en que el “Tiburón” salió “doblemente ardido”.

“En el vestidor previo a ese partido en particular, había mucha exigencia. Tratábamos de contagiarnos de positivismo, de compromiso, de lo que representa ese partido para los aficionados. El partido estuvo buenísimo, por lo menos con cuatro llegadas de cada equipo, pero íbamos 0-0”, relata el ex zaguero central.

“Al minuto 87 me toca meter un gol en tiro de esquina, dije ‘ya es el gol del triunfo’. En el Clásico, en el Jalisco, estábamos de locales y dije ‘estoy feliz’. Quería festejarlo por mucho más tiempo. El equipo siguió jugando bien, tuvimos otra clara para hacer el 2-0, no se dio y en el ‘93, un gol de ‘Misionero’ Castillo fue el del empate. Me dolió y no se me olvida. Teníamos el triunfo en la mano, nos sacaron el empate y nos fuimos con un sabor agridulce, más con sabor a derrota que otra cosa”, recuerda el “Tiburón” Sánchez.

“Yo salí doblemente ardido, la verdad. Porque a uno como jugador de extracción chiva, le duele el doble o el triple perder contra el rival acérrimo de la ciudad. Si hay un partido que también gozas al doble o al triple es ganarle al Atlas. Eso es históricamente, hablando de jugadores que somos de cantera. Me fui muy molesto, ardido, frustrado, porque ya teníamos el triunfo con un gol mío. Y a mí me la ganó el ‘Misionero’ Castillo, por eso me fui más frustrado”, reconoce con sinceridad.

Chivas y Atlas se verán las caras nuevamente este sábado, en casa del Rebaño Sagrado. Joel Sánchez sufrió aquel 10 de abril el dolor de salir “doblemente ardido”, por ver la victoria esfumarse y por ser él a quien le ganaron en el remate que significó el empate. Pero en cambio, también gozó las mieles del triunfo en otros Clásicos Tapatíos.

“No por presunción, pero en resultados, les ganábamos siempre y terminábamos goleándolos, 5-1, me tocó un 5-2, un 4-1 también, de local o visitante había hegemonía de parte nuestra. Ojalá se vuelva a repetir eso, porque la gente de Chivas está ávida de ver a su equipo ser protagonista. Tienen ya tres torneos sin calificar, el torneo anterior ni siquiera en Copa y el Mundial de Clubes tampoco fue una participación muy digna. Hay ingredientes que pueden ser un repulsivo para que el equipo se comprometa y entregue buenos resultados a la afición”, asevera.

El día en que el 'Tiburón' terminó “doblemente ardido”

“Yo salí doblemente ardido, la verdad. Porque a uno como jugador de extracción chiva, le duele el doble o el triple perder contra el rival acérrimo de la ciudad"

Joel 'Tiburón' Sánchez

“Ahora como aficionado espero disfrutarlo. Obviamente hay incertidumbre de saber cómo va estar el partido. Me parece que los dos equipos llegan en buen momento, con relación a otros torneos. Casi iguales en puntos, en la forma de jugar me parece que han gustado. Espero que se vea un partido con buenas propuestas, que haya goles y que quienes asistamos al estadio podamos contagiarnos de lo que veamos en la cancha para disfrutarlo sin violencia. Hacer mucho énfasis en eso: que la gente vaya, disfrute de sus equipos y gane quien lo merezca”, sentencia el “Tiburón”.

DUELE MÁS PERDER CONTRA ATLAS

Dos partidos destacan siempre en el calendario del Rebaño Sagrado, torneo tras torneos, por encima de los demás. Contra América y Atlas son partidos en los que se juega más que tres puntos. El Clásico Nacional tiene amplia trascendencia, pero el duelo por el orgullo de Guadalajara es tema aparte. Joel Sánchez asegura que es ese el que más duele perder.

“En la comparación de un Clásico con otro, obviamente que el Chivas-América es mucho más mediático en el plano hasta internacional, pero el que te duele más perder y lo resalto mucho es contra Atlas, porque ese tiene un orgullo propio, diferente. Eso lo tiene de historia, desde las infantiles te enseñan a no perder contra el acérrimo rival de la ciudad”, concluye el “Tiburón”.