CLÁSICO CAPITALINO

Anécdotas que no conocías de los Pumas vs América

Francisco Fonseca y Hugo Sánchez se abrazan en un festejo.

FRANCISCO VEGA

MEXSPORT DIGITAL IMAGE

De las camionetas blindadas a la confianza que se gana un jugador; Braulio Luna, 'Kikín' y 'Parejita' comparten algunas historias del Clásico Capitalino.

El Clásico Capitalino tiene en sus páginas diferentes historias que han fomentado la rivalidad entre Pumas y América. Algunas son simpáticas pero otras tantas han desencadenado incluso en significativos cambios en la forma de operar de estos clubes.

Uno de estos casos es el de la implementación de las camionetas blindadas para que los jugadores americanistas lleguen con seguridad al estadio de Ciudad Universitaria, un método que para el duelo del próximo fin de semana ya no se utilizará.

Su origen se debe al primer partido de Braulio Luna contra Pumas con la camiseta del América y como visitante en el Estadio Olímpico Universitario, un hecho que desató lamentables acontecimientos.

"En el primer partido en CU metí un gol, ellos pierden y saliendo nos apedrean el autobús, se rompen los cristales, una cosa bastante fea. Nos regresan al vestidor y, como tres horas después, llegaron por nosotros en camionetas. A partir de ahí, hubo un tiempo en que el equipo llegaba en camionetas blindadas", comparte Brulio Luna.

Pumas dejan de llegar en autos particulares

Un caso similar se vivió en Pumas: en alguna ocasión a José Luis 'Parejita' López le destrozaron el cofre de su automóvil personal y ahí el implemento fue que los jugadores llegarían en autobús.

“Saliendo del estadio en muletas tras una lesión, a mi coche le aventaron una roca y me reventaron el cofre en Ciudad Universitaria. Fue feo porque en ese partido nos empataron en el último minuto, salí con la lesión y todavía me rompen el cofre… Desde ese momento, la directiva decidió que todos debíamos llegar en autobús y no en autos”, cuenta el 'Parejita' López.

'Kikín' se gana la confianza de Hugo Sánchez

Sin embargo, no todas las historias son trágicas, algunas más son de gratos recuerdos para futbolistas que comenzaron a enaltecer su nombre en partidos contra el acérrimo rival.

"Para mí fue un parteaguas en la confianza que me gané con Hugo Sánchez, cuando era nuestro director técnico, y con la afición. Entré de cambio en un partido nocturno que comenzamos ganando 3-0, luego nos empataron a tres. Me toca entrar de cambio para jugar 12 minutos y hago gol para el 4-3 con el cual ganamos. Después tuve más minutos hasta que logramos el bicampeonato", recuerda Francisco 'Kikín' Fonseca.