Chivas

Velocidad de Kashima, la principal preocupación de Cardozo

Chivas

MEXSPORT

El cuadro japonés no será un rival nada fácil para las Chivas que debutarán en el Mundial de Clubes en Emiratos Árabes.

La hora de la verdad ha llegado para el Club Deportivo Guadalajara. Este sábado (07:00 tiempo de México), Chivas enfrenta al Kashima Antlers en lo que será su debut en el Mundial de Clubes. El técnico José Saturnino Cardozo declaró antes de viajar a Emiratos Árabes Unidos que tiene la alineación definida. En las dos semanas de trabajo que tuvo, la mayor ocupación del estratega fue la velocidad del adversario.

Según ha trascendido en la concentración del Guadalajara, en la ciudad de Al Ain, el equipo saltaría al campo con un 4-4-2, tal como jugó la mayor parte del Torneo Apertura 2018. El conjunto rojiblanco formaría con Raúl Gudiño en el arco; Josecarlos Van Rankin, Jair Pereira, Hedgardo Marín y Miguel Ponce en la defensa. Michel Pérez y Orbelín Pineda estarían encargados de la contención.

Como volantes, Javier Eduardo López por izquierda e Isaac Brizuela por derecha. Adelante, la responsabilidad recaería en Alan Pulido y Ángel Zaldívar. Así, el cuadro sería prácticamente el mismo que cerró el torneo local. La única excepción sería la inclusión del “Pocho” Ponce en lugar de Edwin Hernández. Este movimiento obedece precisamente a la mayor preocupación del técnico.

Ponce tiene mejor marca y se agrega menos al ataque, por lo que su presencia en el campo ayudaría a tener mayor seguridad en zona baja. Edwin Hernández tiene mayor tendencia a ir al frente y en el regreso puede ser sorprendido por la velocidad del conjunto japonés. Y aunque el esquema está prácticamente definido, tampoco se puede descartar una sorpresa.

El Rebaño Sagrado ha practicado también durante las últimas semanas con línea de tres defensores atrás. No se puede descartar esa opción, pues a Chivas le permitiría afianzar su zona defensiva con laterales que pueda ir al frente, pero bien cubiertos por un central y un zaguero más sobrando por el centro. Esa formación en particular le ofreció buenos resultados al Guadalajara cuando la utilizó en el Apertura 2018.

Fuentes allegadas al cuerpo técnico aseguran que el objetivo está centrado en evitar el daño que la velocidad del Kashima podría hacerle a Chivas por los costados. Por ello, no sería raro que si bien no de inicio, a lo largo del encuentro pudiera José Saturnino Cardozo ordenar el cambio a tres zagueros en el fondo y dos laterales, en lugar de la línea de cuatro.