BOXEO

Canelo, doble reto: ganar a Fielding y acabar 'la era PPV'

Previa del Canelo Álvarez vs Rocky Fielding: WBA del supermedio.

Golden Boy Promotions

El mexicano se enfrenta este sábado al británico por el WBA Regular del peso supermedio. Quiere un nuevo cinturón en otra división y se estrena con DAZN.

Con 12 centímetros de diferencia, el pesaje entre Canelo Álvarez (50-1-2, 34 KO) y Rocky Fielding (27-2, 15 KO) fue peculiar, y es que no es habitual tanta desigualdad de altura entre ambos púgiles, pero Canelo quiere el más difícil todavía y ha tenido que arriesgar, aunque con control. En la báscula la diferencia no fue tan amplia: el mexicano dio 167,4 libras (75,9 kg) y el británico, 167.6 libras (76 kg). Tocará esperar. Cuando ambos se suban al ring por el WBA (no es el Mundial absoluto, se trata de un interinato) del supermedio se verá la diferencia real de tamaño entre ambos.

El riesgo de Canelo es controlado porque quiere un nuevo reinado en su carrera (es campeón en el superwelter y actual WBC y WBA en el medio) y asciende de división para esta pelea, pero no será con un cinturón absoluto (ese título WBA lo tiene Callum Smith), lo que le ha costado muchas críticas, pero el mexicano está acostumbrado y quiere demostrar su dominio. Ha elegido un rival que pese a la diferencia de altura puede ser muy propicio para él. No le importa armar la guerra y ahí deja muchas fisuras en su boxeo.

Lo mejor que tiene Fielding es su buen manejo de la distancia y sus golpes ascendentes, sobre todo el upper. Está habituado a pelear contra púgiles más bajos que él. En su contra está la velocidad, no es rápido, algo que puede acusar ante un boxeador tan raudo como Canelo. El mexicano debe trabajar sobre el fallo del rival, evitar sus golpes y gracias a su exquisita técnica irle percutiendo con sus característicos golpes a la zona de flotación. Pese a ello, Canelo debe tener cuidado, Fielding es un tipo que sabe colocar bien las manos al hígado. Así noqueó a su último rival y es peligroso.

En las apuestas Canelo es amplio favorito. Tiene más boxeo, oficio y una carrera con rivales mucho más exigentes. Fielding se cruzó contra Callum Smith como contrincante más exigente, y fue enviado a la lona en sólo un asalto. No lo ha tenido fácil en su vida y sabe moverse bien siendo el teórico perdedor. Está cómodo y le gusta sorprender. Canelo tiene más presión y es consciente de todo lo que se habla en las redes sociales: "No hay rival pequeño y si Fielding es campeón es por algo. Se lo que arriesgo en esta pelea, pero lo hago porque quiero hacer historia en mi carrera", apuntó tras el pesaje. Canelo quiere agradar y agrandar su historia en el templo del boxeo moderno, el Madison Square Garden.

DAZN y Canelo estrenan su unión

Fuera de lo deportivo, la irrupción de una nueva plataforma para ver deporte se consolida. DAZN (distribuidor online) alcanzó un acuerdo con Canelo por 365 millones de dólares que incluía 11 peleas en los próximos cinco años. Se convertía así el mexicano en el deportista mejor pagado de la historia, pero esa unión suponía algo más: el fin del PPV. DAZN se caracteriza por ofrecer un contenido en directo y 'on demand' por 9,99 dólares al mes en Estados Unidos (también está en otros países y en España llegará en 2019), suprimiendo así cualquier pago extra. Canelo declaró tras la rubrica del nuevo contrato que esperaba así llegar a más gente, ya que muchos de sus fans no podían pagar 80 dólares por ver una única pelea. Es una nueva era y el combate entre Canelo y Fielding una gran prueba. ¿Será el final real del PPV?