El espejo para el resto de curso

Berizzo pedía un partido de referencia, preferiblemente ante el mejor equipo de Europa, para que sirviera de espejo en el que mirarse en lo que queda de Liga. Pues ya lo tiene. Una base en la que creer y crecer, una superficie a la que asomarse a partir de ahora ver si este sigue siendo un equipo guapo. Mereció la pena esperar 19 días para tener de nuevo fútbol en el universo Athletic. La vuelta fue con un partidazo, una noche de esas clásicas bravas.

Si las dos primeras jornadas demostraron que soplan aires de cambio en Bilbao, tratar de tú a tú a un grupo de jugadores que lleva tres Champions seguidas es el empujón definitivo. El Toto prometió cariño a su larga plantilla y va implicando a todos en su misión. Beñat pasó de la grada al once, e Iñigo, San José y Rico también se estrenaron con el argentino, los dos últimos para aportar cemento. Salió bien el marcaje individual. Unai Simón ya es ídolo.

0 Comentarios

Normas Mostrar