GRUPO F | MÉXICO

Rafael Márquez: su vida lejos de marcas de Estados Unidos

En medio del Mundial, se recuerda la acusación de Estados Unidos por colaborar con el narco, algo que ha negado. No bebe de las mismas botellas de su equipo, entre otros detalles.

0
Rafael Márquez

En medio de la alegría que ha alcanzado la Selección Mexicana tras su debut en el Mundial de Rusia 2018, la situación de Rafael Márquez, acusado e investigado por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos de ser testaferro del narcotráfico, se recuerda por algunos detalles que se dan en la competencia.  

México hizo historia el pasado domingo al ganar a Alemania en el partido inaugural y dio un paso de gigante hacia los octavos de final del Mundial en un grupo complicado. Un triunfo con varios nombres propios. Como el de Rafa Márquez, que con sus 17 minutos disputados sumó a la mochila su quinto torneo disputado. Algo al alcance de tres futbolistas hasta hoy: Lothar Matthäus, Buffon y Antonio 'La Tota' Carbajal.

Hasta ahí llega la parte sentimental de la historia, pero detrás hay otra dura y correosa. La que ha aceptado vivir el central de 39 años después de que en agosto de 2017 fuera sancionado por su presunta relación con el narcotraficante Raúl Flores Hernández. El Departamento del Tesoro de Estados Unidos le acusó de ser un “socio testaferro de él y su organización narcotraficante con activos en su propiedad que eran de él". Algo que el exjugador del Barça negó desde el primer momento y a día de hoy sigue luchando con sus abogados.

Márquez entrena con una camiseta sin publicidad

Pero mientras el asunto se resuelve en los juzgados, Márquez ha tenido que 'tragar' con algunas reglas del juego para poder estar en Rusia con la selección de México. Y es que si asisten a un entrenamiento del ‘Tri’ verán a Márquez entrenarse con una camiseta lisa sin el patrocinio de Coca Cola o en su defecto con un peto Adidas (marca alemana).

Y esto se debe a que el central de Michoacán está en la lista negra del Departamento del Tesoro de Estados Unidos y ser parte de ella le prohíbe cualquier contacto o vínculo con individuos, empresas y bancos estadounidenses.

El New York Times cuenta que las restricciones llegan tan lejos que Márquez ni siquiera puede beber de las mismas botellas que sus compañeros durante las sesiones de preparación y los encuentros ya que la marca que les hidrata (Powerade) pertenece a Coca Cola.

Casi imposible que sea ‘Man of the match’

De hecho es bastante improbable que Márquez sea nombrado ‘Man of the match’ de un partido durante este Mundial porque ese premio está patrocinado por la marca de cerveza estadounidense Budweiser y posar con esa marca sería una ofensa, según entienden en Estados Unidos y eso que aún no ha sido condenado.

De hecho, el pasado domingo se ejemplificó el problema tras la victoria ante Alemania. El diario estadounidense cuenta que tras el pitido final, la FIFA no permitió en un primer momento entrevistar al jugador que acababa de sumar su quinto Mundial disputado alegando que sacarle ante los medios significaba mostrar un panel repleto de marcas estadounidenses como Visa, Coca-Cola, Budweiser y McDonald's. El organismo tuvo que rectificar poco después y aceptó ‘mostrar’ al jugador siempre y cuando no se vieran los patrocinadores.

La FIFA está cuidando al detalle el contacto del futbolista con todo lo que tenga que ver con los vecinos del norte hasta el punto de evitar que el moderador de las conferencias de prensa sea estadounidense si el de Michoacán es el que sale a hablar antes los medios.