NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

El hombre que susurra a Lopetegui

Actualizado a

La última persona con la que habló Lopetegui en la rueda de prensa tras el partido frente a Túnez fue con Diego Torres, periodista de El País. La primera con la que conversó tras esa conferencia fue Juan Carlos Álvarez Campillo, psicólogo. No es que una cosa lleve a la otra. Es que Campillo, que se mimetiza con el grupo en Krasnodar vestido con un chándal oficial de España, siempre está en la chácena, con las orejas tiesas. Hace el quite tras cada comparecencia pública del técnico. Le asiste e instruye. Es ‘coach y entrenador mental’. Un guardián espiritual.

Julen le fichó nada más ser nombrado seleccionador. Desde la sombra ha intervenido en los asuntos más sensibles de la Selección. Lopetegui viajó a Oporto para decirle a Casillas que su portero titular iba a ser De Gea. Lo hizo con ‘el librillo de Campillo’. También preparó con él los argumentos sobre Diego Costa. Ambos le ven activado y positivamente agresivo cuando está “un poco enfadado”. Igualmente intervino en el paso de Isco del estado gaseoso al estado sólido. De la suplencia en el Real Madrid a la titularidad en la Selección. Campillo lo trabajó bajo el principio de que “la confianza es el pilar del jugador”. Recuperar del batacazo en Brasil a los que aún quedan del Mundial 2014 ha sido otro reto. Entre sus logros también se cuentan la crisis Piqué, o el rescate de Luis Alberto, quien ha confesado que no dejó el fútbol gracias a su ayuda. Siempre bajo el paraguas del seleccionador. Pero por ahora, y que dure, no ha trabajado en la derrota.

Campillo es licenciado en Psicología por la Universidad de Oviedo. Empezó en el fútbol con Michu, internacional con Del Bosque y uno de sus desafíos. Antes había trabajado en una empresa dental, en otra de seguros, también como director de recursos humanos de Ernst&Young y... como periodista en el Servicio Mundial de la BBC, en Londres. Un recorrido ecléctico. El de un valiente que lo mismo se orilla a la oreja de Diego Costa que a la de Sergio Ramos. El hombre que susurra a Lopetegui. Quien ha repartido pulseras entre futbolistas, técnicos y empleados de la Federación con un lema: Tenemos que hacer que ocurra.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?