La lista de Lopetegui tiene poca discusión

Lopetegui dio su lista para el Mundial, sobre la que hay poco o nada que discutir. Si acaso, el incidente de la víspera, cuando en un ensayo se deslizaron veintitrés nombres de los que veintidós fueron acertados. El único cambio fue que va Monreal, como segundo lateral izquierdo, en lugar de Marcos Alonso. Lo siento por este, jugador de dinastía, pero nadie puede decir que la elección sea injusta. Como no se hubiera podido decir en caso contrario. En según qué posiciones, la diferencia, me dijo tiempo atrás alguien, viene a estar en un dos por ciento. Pero hay uno solo que decide y lo hace en justicia, según su leal saber y entender.

No va Morata. Su decisión de irse del Madrid escapando de la sombra de Benzema no le ha resultado. Ha hecho un curso flojo, al revés que Iago Aspas, y Rodrigo. Diego Costa llegó al Atlético en enero y a Lopetegui le llena, es evidente. Con esos tres tiene soluciones para según qué partidos y qué fases de ellos. Puestos a buscarle una falla a la lista, sería la ausencia de un suplente claro para Sergio Busquets. Pero Illarramendi desconfía de sí mismo, como se supo en el Madrid, a Javi Martínez le han sacudido las lesiones, y a Rodri le ha faltado un curso para ser alternativa. Así que cuidemos a Busquets, que vigilará el cruce de caminos.

A las malas, para eso pueden estar Saúl, Koke o Thiago, aunque nunca será lo mismo. Por lo demás, veo un grupo formidable, muy placeado, con cantidad de jugadores del Madrid, del Barça, del Atlético y de la Premier, lo que significa que están acostumbrados a pisar las más altas cumbres del fútbol, así que están acostumbrados a la presión. Ahí hay mucho partido de alto nivel, en clubes o en Selección. Bastantes han pasado de los cien partidos, otros se acercan, hay incluso cuatro (Reina, Sergio Ramos, Silva e Iniesta) que han vivido todo el ciclo, desde que Luis Aragonés le metió a esto el impulso decisivo. Sí, me gusta la lista.