Roberto Baggio y un gol para la historia en Italia 90

100 HISTORIAS DE LA COPA DEL MUNDO | 42

Roberto Baggio y un gol para la historia en Italia 90

Roberto Baggio y un gol para la historia en Italia 90

Tomada de FIFA

El delantero italiano se hizo famoso por haber marcado uno de los mejores goles en la historia de la Copa del Mundo en la victoria 2-0 ante Checoslovaquia.

Estados Unidos

El 19 de junio quedó marcado en la historia de la Copa del Mundo de la FIFA. Ese día en 1990, el delantero italiano Roberto Baggio, marcó lo que a la postre es considerado actualmente como uno de los mejores goles en la historia de la justa veraniega. Baggio marcó el segundo tanto en la victoria de la ‘Azurri’ 2-0 ante Checoslovaquia en el Grupo A, pero el tanto terminó siendo una joya exquisita.

El partido era vital para ambas escuadras, la victoria una obligación. Las dos selecciones chocaban en el tercer partido después de vencer a Estados Unidos y Austria, sus rivales de grupo. Por ello, a pesar de que ambos ya se encontraban calificados a la siguiente fase, el duelo definía al líder del sector.

Apenas a los nueve minutos, Salvatore Schillaci hacía explotar al Estadio Olímpico de Roma al poner adelante a su escuadra, pero lo mejor estaba por venir. Italia todavía no había visto la mejor postal que dejaría minutos más tarde el encuentro y cuyo protagonista fue un futbolista que estaba hambriento por marcar.

Inexplicablemente y siendo uno de los mejores futbolistas de la selección de Italia, Baggio se quedó en el banquillo en los primeros dos partidos. El estratega en ese entonces era Azeglio Vicini, y fue muy criticado por dicha decisión. El tiempo le daría la razón a los aficionados y le mostrariâ a Vicini que se equivocó al dejar en la banca a uno de sus mejores hombres.

Baggio arrancó el tercer encuentro de grupos como titular a lado de Salvatore Schillaci, otro que había sido suplente en el primer partido. Con el marcador 1-0 para los italianos, a los 78 minutos del cotejo llegaría la obra de arte del ‘Bambino’.

La jugada partió en la media cancha en una combinación con Giuseppe Giannini. El resto fue todo el talento del delantero italiano. Baggio fue dejando a todos los defensas que se interpusieron en su camino, ingresó al área para sacar un potente disparo que no pudo atajar el guardameta Jan Stjeskal. Un golazo que quedó marcado en la historia.

Los siguientes dos partidos Baggio sería titular después de lo mostrado en aquel duelo ante los checoslovacos. El ‘Bambino’ arrancó el encuentro ante Uruguay en los Octavos de Final donde së impusieron 2-0, y en Cuartos cuando se midieron a la Republica de Irlanda, otro duelo que ganarían por la mínima.

Nuevamente la polémica saltó en el momento en que Baggio no arrancó el partido de las semifinales ante Argentina. El argumento de Vicini es que notaba cansado a su jugador. El ‘Bambino’ estaba molesto, ya que a sus 23 años quería comerse el mundo. Al final, ahí terminó el camino de la ‘Azurri’ al caer en penales ante la Albiceleste, pero el mundial quedó marcado por esa genialidad de Baggio, cuya fotografía todavía está pegada en el libro histórico del Mundial de Fútbol..

0 Comentarios

Normas Mostrar