Los 11 momentos más aburridos en la historia del deporte

Tema con Pasión

Los 11 momentos más aburridos en la historia del deporte

Los 11 momentos más aburridos en la historia del deporte

MEXSPORT

Hoy es el Día Mundial de Dormir y por ello te presentamos 11 momentos en el deporte con los que no podrás evitar cerrar los ojos.

Hoy es el Día Mundial de Dormir y por ello te presentamos una recopilación de 11 momentos en el deporte con los que no podrás evitar cerrar los ojos. Desde juegos infumables de NBA hasta partidos de selecciones para el olvido, te presentamos los 11 momentos más aburridos en la historia del deporte.

11. Bostezos en la duela

El peor partido en la historia de la NBA, casi por unanimidad, fue la pírrica victoria del Heat sobre los Sixers 66-57; solo 123 puntos entre ambas escuadras. Esto sucedió el 21 de febrero de 1996. La actuación de Alonzo Mourning, con 16 puntos y 15 rebotes, fue la única luz en la oscuridad.

10. Se manchó el deporte blanco

El partido de cuartos de final del abierto de Miami de 2015 entre John Isner y Milos Raonic fue un esperpento. Isner derrotó 6-7, 7-6, 7-6 al canadiense en un duelo en el que solo el 23% de los puntos duró más de cinco golpes y que contó con más de 50 errores no forzados, entre ambos tenistas.

9. Nada que rescatar

Imagínate qué tan aburrido fue el partido entre Doncaster Rovers y Fleetword Town, en la tercera división inglesa, disputado en 2015, que el resumen editado por el equipo de comunicación del Doncaster dura solamente 20 segundos y solo muestra el inicio y el final del encuentro.

8. La Final más aburrida de México

En gustos se rompen géneros, pero según recordamos, la Final de Liga más aburrida en el balompié nacional fue la que Pachuca le ganó 1-0 al San Luis, en el Clausura 2006. Si Armando Archundia no hubiera marcado un penal a 10 minutos del término del segundo partido, puede que siguieran “jugando” aún. ¡Terrible!

7. El colmo de los colmos

Si creen que un partido de cricket es aburrido, imagínense uno que, además, sea malo. Eso ocurrió en un encuentro entre Inglaterra y Sudáfrica en 1939. Ambos cuadros, incapaces de sacarse una ventaja definitiva, extendieron las hostilidades hasta por 9 días. Y todo para terminar en empate. “Es una cura para el insomnio”, aseguró el Times a la mitad del martirio.

6. Ni los nombres bastaron

El peor partido en la historia de las Eurocopas, el Croacia vs. Portugal de octavos de final de la edición de 2016, disputada en Francia, encaminó la andadura de la selección lusitana, que terminó como campeona del torneo. El partido no tuvo un solo tiro a puerta durante 116 minutos, hasta que Quaresma marcó el único tanto. Hasta antes, solo bostezos.

5. 120 minutos de cabeceos

El símil del Croacia vs. Portugal recién descrito en una Copa del Mundo fue el Bélgica vs. Inglaterra, también por octavos de final, pero del Mundial de Italia 90. Ambos se neutralizaron hasta que David Platt, al minuto 120, convirtió el gol más tardío en la historia de los Mundiales, para terminar con la pesadilla.

4. Clásico catenaccio

La final de la Champions League en 2003, disputada entre el Milan y la Juventus, fue una estatua al aburrimiento. Tras un primer tiempo decente, el partido cayó en un letargo del que no se recuperó. La final llegó hasta una paupérrima tanda de penaltis en la que solo se convirtieron cinco disparos; el definitivo, anotado por Shevchenko dio a Milan su sexta Copa de Europa.

3. Ganó el menos malo

La peor final en la historia de las Copas del Mundo la disputaron Argentina y Alemania en Italia 90. El encuentro tuvo tan solo un tiro al arco, firmado por Thomas Berthold a través de un tiro libre. Los aficionados despertaron cuando Sensini bajó a Rudi Völler y el árbitro mexicano Edgardo Codesal pitó el penalti más polémico de la historia. Desde los 11 pasos, Andreas Brehme puso el 1-0 definitivo.

2. El fraude del siglo

La vendieron como una pelea que cambiaría la historia del boxeo y resultó un combate sin emociones. Floyd Mayweather y Manny Pacquiao se subieron al ring del MGM en Las Vegas, Nevada, para decepcionar a millones de espectadores alrededor del mundo. A pesar de que el filipino intentó más golpes, fue ‘Money’ quien venció por decisión unánime.

1. “Vamos tranquilos”

El peor bochorno en la historia de los Mundiales lo protagonizaron Alemania y Austria en España 82. El Molinón presenció un partido surrealista en el que ambas seleccionados parecían haber acordado un pacto de no-agresión para clasificarse a la segunda ronda y, así, eliminar a Argelia. Horst Hrubesch anotó al 10’ y desde entonces los dos equipos no volvieron a atacarse. El duelo fue muy aburrido, pero un muy interesante y vergonzoso evento.

0 Comentarios

Normas Mostrar