presentado por
Competición
  • Liga Mexicana - Apertura
  • Champions League
  • Mundial de Clubes
  • NBA
Liga Mexicana - Apertura
TBC TBC

-

TBC TBC

-

Mundial de Clubes
NBA
Phoenix Suns PHX

-

Memphis Grizzlies MEM

-

Milwaukee Bucks MIL

-

New Orleans Pelicans NOP

-

Sacramento Kings SAC

-

Oklahoma City Thunder OKC

-

Golden State Warriors GSW

-

New York Knicks NYK

-

FINALIZADO
Cleveland Cavaliers CLE

110

Houston Rockets HOU

116

FINALIZADO
Toronto Raptors TOR

92

Los Angeles Clippers LAC

112

FINALIZADO
Indiana Pacers IND

122

Boston Celtics BOS

117

FINALIZADO
Orlando Magic ORL

87

Los Angeles Lakers LAL

96

FINALIZADO
Brooklyn Nets BKN

108

Charlotte Hornets CHA

113

FINALIZADO
Minnesota Timberwolves MIN

116

Utah Jazz UTA

127

FINALIZADO
Chicago Bulls CHI

136

Atlanta Hawks ATL

102

El Alcorconazo (2ª Parte)

México

Pesadilla. Al llegar al descanso me telefoneó mi Marcos. “Papá, dime que esto no va a acabar así. ¿No vamos a eliminar al Lega?”. Un padre nunca debe engañar a un hijo. Es deshonroso. Pero les juro que al tranquilizarle me creció la nariz entre tres y cinco centímetros: “Hijo, tranquilo. Somos el Madrid. Esto lo arreglaremos como hacemos siempre. Nunca nos rendimos”. Colgué el teléfono con un ataque de mala conciencia. Casi me dieron ganas de llamarle de nuevo para ponerle sobre aviso. Pero, ingenuo de mí, soñé con un Madrid que me retratara por mi falta de fe. Para mi desdicha, conozco a este equipo mejor que a mi hijo. Y me olía la tostada. La terrible tostada. El Leganés, un equipazo entrenado con la sobriedad y la inteligencia de un científico (chapeau por Garitano), nos pintó la cara. Igual que en Butarque. Allí se apareció un Ángel de la Guardia camuflado en la bota izquierda de Asensio. Pero en el Bernabéu nos tomamos el segundo episodio como si fuese una merienda de cumpleaños con la abuelita del quinto y el jubilado del cuarto. Aceitunas, patatas fritas y aros de cebolla para todos. Nada de tensión. Nada de pensar que podía irrumpir en la fiesta un invitado inesperado que nos sacara los colores. La faena estaba hecha. ¿Llamar a Cristiano o Bale para que se incorporaran al guateque? No. ¿Para qué? Eso se deja para las grandes noches de etiqueta y música chill out. Esto es pan comido, chicos. Son los colegas del Lega, buena gente. Currantes, humildes, sin la osadía para intentar aguarnos la fiesta. Bastante es que les abrimos las puertas del campo y nos gastamos una pasta en encender la luz artificial. Butragueño, no quedes con nadie el viernes que tienes que ir al sorteo de las semifinales...     

Zizou, explícamelo. Pero no me bajo del carro por una noche para el olvido. Siempre he defendido que Zidane fue una bendición del cielo al aterrizar en pleno desastre en la corta y traumática etapa de Benítez. Pero el crédito, como en los bancos cuando los pides por enésima vez, no dura eternamente. Si en la ida ya te dio un serio avisto el equipo pepinero (el 0-1 fue engañoso e inmerecido), toma las precauciones de rigor para darle al partido de vuelta la jerarquía que merecía la cita. Si la Liga la tienes perdida y en Champions nos acecha el todopoderoso PSG, ¿tanto costaba entender que la Copa del Rey era una salida digna y atractiva para luchar por conquistar su corona? Cristiano, Bale, Kroos y Marcelo no estaban ni en el banquillo. Soberbia y falta de humildad para catalogar al Leganés como merecía...

La factura. Recuerdo que a Pellegrini lo machacaron porque lo del Alcorconazo y lo del Lyonazo era inadmisible para un club con la historia del Madrid. Algo de razón tenían. Lo fácil sería ahora pedir, con la misma vara de medir, la cabeza de Zidane. Pero igual que en aquella ocasión creo que no se fue justo con el chileno (si le hubieran dado una segunda oportunidad estoy seguro de que hubiera tocado pelo), tampoco ahora voy a hacer leña del árbol caído. Eso sí. Zidane tiene que apechugar con sus errores y rectificar. De aquí al día 1 hay que fichar. Le guste o no. El club debe mandar y tomar decisiones. Un nueve que muerda. Una pena que el United ya se nos haya adelantado por Alexis. Todos se refuerzan. Menos nosotros. Somos tan buenos que no admitimos que nadie pueda mejorarnos el rostro. Vamos apañados. Mi hijo me ha vuelto a llamar y le he dicho que se ponga el vídeo de Cardiff. No volveré a engañarle.

0 Comentarios

Normas Mostrar