FEDERACIÓN ESPAÑOLA

El TAD destituye a Villar y pide a Larrea que convoque elecciones

El tribunal ha resuelto que el presidente suspendido quede fuera de la Federación y que el que está ahora en funciones pase a una Comisión Gestora para coordinar el proceso.

0
El TAD destituye a Villar y pide a Larrea que convoque elecciones
Gonzalo Arroyo Moreno Getty Images

El Tribunal Administrativo del Deporte ha dado otra vuelta de tuerca al lío institucional que vive la Federación. Ha destituido a Villar definitivamente de su cargo, pese a que ya estaba suspendido tras la 'Operación Soule', por falta de neutralidad en las pasadas elecciones. El TAD le sanciona por haber vulnerado el deber de neutralidad de la citada Comisión Gestora al haber difundido su programa electoral en diversos medios y mediante una carta a los presidentes de las Territoriales. Además, ha ordenado que Juan Luis Larrea, su sustituto en funciones, lidere una Comisión Gestora con la orden de convocar elecciones a la Asamblea de inmediato.

El TAD se ha pronunciado tras el informe de la instructora del caso que ya pidió por escrito la destitución de Villar por sus irregularidades en el pasado proceso electoral. El expediente nació a raíz de un escrito que traslada el 8 de junio de 2017 el Consejo Superior de Deportes al TAD, adjuntando sendas denuncias presentadas por Javier Tebas, Jorge Pérez y Miguel Galán. El TAD considera probados los actos de Villar de propaganda electoral al tiempo que ejercía la presidencia de la Comisión Gestora, algo incompatible con la neutralidad exigible al presidente de dicho órgano de gobierno provisional.

De esta forma, y pese a que puede haber recursos (Villar quiere ir a la justicia ordinaria), podrían celebrarse elecciones parciales a la Asamblea (siete miembros perdieron su condición) el próximo 29 de enero, si el Consejo de Estado no se pronuncia antes sobre este caso, y después convocar elecciones a la presidencia. Si el Consejo de Estado se pronuncia antes podría repetirse todo el proceso celebrado entre abril y mayo. Habría que elegir de nuevo a los 139 miembros de la Asamblea y luego al presidente. Lo que está descartada ya es la moción de censura presentada por Luis Rubiales contra Villar.