Marruecos, peligrosa y a la espera de Munir

Marruecos, peligrosa y a la espera de Munir

Hay una frase que atribuyen a Eugenio D’Ors que tiene guasa: “En Madrid, a las siete de la tarde, o das una conferencia o te la dan”. Pues bien, el próximo junio, a las ocho de la tarde, o ves un partido de España o lo verán por ti. Los tres de la primera fase a la misma hora, el último con una Marruecos ante la que deberíamos tener los deberes ya hechos. Marruecos nos entra por los ojos gracias a Achraf, porque la sombra del Madrid es alargada, pero es mucho más. Nuestros vecinos (el agua no separa, también une) llevan veinte años sin estar en la gran cita. En Francia 98 cayeron en primera fase por uno de esos resultados ante los que no queda otra que frotarse los ojos: Brasil, 1; Noruega, 2.

Ha llovido desde entonces, Marruecos ha dado el estirón y entra en Rusia por la puerta grande, líder de grupo en África. Lo que no sabemos es si con Munir, quien por 13 minutos que jugó con la España de Del Bosque ve la señal de STOP en la selección marroquí, que aún sin él tendrá acento español con Bounou (Girona), Fajr (Getafe), Amrabat (Leganés) o Tannane (Las Palmas). El próximo junio, a las ocho de la tarde, no hagan planes. Copien a D’Ors.

0 Comentarios

Normas Mostrar