presentado por
Competición
  • Liga Portuguesa
  • NBA
  • Premier League
Liga Portuguesa
NBA
Indiana Pacers IND

-

Los Angeles Clippers LAC

-

Boston Celtics BOS

-

Cleveland Cavaliers CLE

-

Chicago Bulls CHI

-

Toronto Raptors TOR

-

Houston Rockets HOU

-

Sacramento Kings SAC

-

Milwaukee Bucks MIL

-

Orlando Magic ORL

-

New Orleans Pelicans NOP

-

Detroit Pistons DET

-

Utah Jazz UTA

-

Oklahoma City Thunder OKC

-

Phoenix Suns PHX

-

Minnesota Timberwolves MIN

-

Golden State Warriors GSW

-

Memphis Grizzlies MEM

-

Premier League

Llegó la hora: Los pronósticos de la semana 12 de la NFL

DETOCHO

Llegó la hora: Los pronósticos de la semana 12 de la NFL

Llegó la hora: Los pronósticos de la semana 12 de la NFL

Wesley Hitt

AFP

La duodécima jornada comienza a trazar el camino a postemporada desde la triple cartelera del jueves.

Ciudad de México

El jueves celebran en Estados Unidos el Día de Acción de Gracias. Y aunque no soy estadounidense, ni quiero serlo (en especial bajo el gobierno de Tronald Dump), disfruto mucho viajar al norte de la frontera, tengo muchos amigos y familiares en ese país y, obviamente, soy un enfermizo seguidor de sus deportes.

Pero más importante aún, me considero una persona agradecida, así que aprovecharé la ocasión para dar gracias.

Gracias por el “helmet catch” de Antonio Brown y por el escape milagroso de Russell Wilson para conectar con Doug Baldwin. Gracias por Larry Fitzgerald y Drew Brees, dos profesionales en toda la extensión de la palabra. Gracias porque Zach Miller salvó su pierna.

Gracias por el quinto juego de la Serie Mundial y por otro aniversario del “ButtFumble”.

Gracias porque el señor Belishit Belichick mostró su verdadera cara y el punto de empatía con el presidente de su país. Bueno, eso y lo de romper las reglas.

Gracias porque a Don Bill no le tocó un terremoto, una explosión volcánica, un brote de influenza H1N1, le cayera una mosca en su sopa, o le vendieran una película pirata (con la señales del rival). También gracias porque no lo mató Aaron Hernandez, ni estuvo en el tiroteo de Las Vegas, el temblor de San Francisco del 89, el 11 de Septiembre o en alguna de las innumerables tragedias que TAMBIÉN suceden en su país.

Gracias porque Belichick no comió tacos afuera de una estación del metro, ahí si hubiera tenido motivos para no querer volver, no que vaya a ser bien recibido la próxima vez. Aunque con su siguiente trampa, tal vez sea el castigo perfecto por parte de la liga.

Gracias porque no tengo que esperarme a llegar a mi casa para hablar mal del lugar en el que me recibieron con los brazos abiertos.

Gracias a los Browns por proporcionar material semana a semana para que este espacio sea posible. Pero principalmente, gracias a ti que estás leyendo esto. Muchas gracias.

Ahora el momento de las disculpas, los picks de la semana 12.

Vikings (8-2) en Detroit (6-4): Para los Lions, este juego representa mucho más que una tradición. Es la oportunidad de acercarse a un juego de los Vikings en la cima del Norte de la NFC, y derrotarlos por cuarta ocasión consecutiva.

Sus tres victorias anteriores han sido todas por siete puntos o menos, incluyendo el 14-7 de la semana cuatro. Pero estos no son aquellos Lions, sino un equipo que viene de permitir 24 puntos a cada uno de sus últimos dos rivales, los dinámicos, explosivos y espectaculares Browns y Bears.

Tampoco son los mismos Vikings de la semana 4. Ahora son un equipo repleto de confianza, especialmente después de un triunfo de calidad la semana previa, su sexta victoria al hilo desde aquella derrota

Minnesota ha dejado una huella difícil de borrar en la temporada, y ha sido gracias a una defensiva implacable y a una ofensiva capaz de sobreponerse a sus propios errores. El equipo solo ha permitido más de 20 puntos en solo dos ocasiones en el año.

¿Cómo lo hacen? Ejecutando en los momentos importantes, son la mejor defensiva en terceras oportunidades con 28.5% convertidas, y si el rival no está en el campo no te puede lastimar.

Aunque la victoria moral es una leyenda urbana, los Vikings no pueden sentirse del todo mal después de su derrota ante Detroit, en un juego en el que entregaron tres veces el balón y solo cayeron por siete puntos.

Una victoria el jueves les daría una ventaja de tres juegos en la división con cinco partidos por jugar y, sinceramente, no recuerdo la última vez que los Lions ganaron un partido importante. Vikings por 6.

Saints (8-2) en LA Rams (7-3): De una manera sutil, prácticamente imperceptible, los Saints dejaron de convertirse en el festival aéreo de Drew Brees, muchas veces necesario a falta de una defensiva capaz de controlar al rival.

Ahora, Brees es como una muñeca a la que finalmente le compraron todos los accesorios, cuenta con una defensiva eficiente, un ataque terrestre mortal y no ha perdido un ápice en su capacidad de matarte por aire. Eso debería preocupar a cualquiera.

Ahora, del otro lado, están los Rams, una ofensiva que la semana pasada demostró que puede ser detenida. Y si bien Jared Goff es una de las gratas sorpresas de la liga, todo empieza y termina con Todd Gurley, y si lo sacas de la ecuación, ya tienes ganada la mitad de la batalla.

Para los Saints, en teoría, eso representaría un problema, considerando que han permitido en promedio 203 yardas por partido en sus últimos tres juegos. Sin embargo, encontraron la forma de ganar todos esos encuentros y otros cinco partidos de manera consecutiva.

¿Cómo? Controlando el reloj de juego. Gracias a Mark Ingram y Alvin Kamara, quienes podrían gozar de un día de campo ante la 28va peor defensiva contra la carrera. Y si eso no funciona y el partido se convierte en un tiroteo, se necesitaría estar bajo el influjo de psicotrópicos para no apostar por Brees en una situación así. Saints por 7.

Bills (5-5) en Kansas City (6-4): Hay equipos que simplemente se niegan a abandonar su historia y aquí tenemos a dos de sus mejores exponentes. Dos equipos prometedores que se han desinflado como balones en las manos de cierto quarterback.

Los Bills rompieron la máxima de “si no está roto, no lo compongas” cuando decidieron mandar a la banca a Tyrod Taylor en lugar del inexperto, impreciso y al parecer invidente Nathan Peterman, después de dos juegos malos.

Ahora quieren recomponer su error después de restarle confianza no a uno, sino a sus dos quarterbacks. Taylor hizo un trabajo decente con 17 puntos en la segunda mitad en lugar de Peterman ante los Bolts, pero Kansas City puede ser un lugar muy inhóspito en estas épocas del año.

No es que los Chiefs no tengan su propia serie de problemas. Después de entregar apenas cuatro balones en todo el año, le regalaron tres a los Giants la semana pasada, el ataque terrestre que alguna vez parecía una aplanadora ahora luce como un carrito de juguete y han perdido cuatro de sus últimos cinco partidos, tres de ellos por un total de 10 puntos.

El talento de los Chiefs no se ha ido a ningún lado, pero Andy Reid debe reenfocarlos y con la recta final de temporada a la vista y aún con un colchón en la cima de la división, ahorita es el momento adecuado, particularmente en casa y contra una defensiva que se ha tragado 45 puntos en promedio durante su racha de tres derrotas. Chiefs por 9.

Y como ya es la hora del pavo, los TurboPicks

Chargers (4-6) en Dallas (5-5): Los Cowboys no tienen a Zeke, pero los Chargers no tienen un equipo competitivo desde 2009, punto para Dallas. Cowboys por 3.

Giants (2-8) en Washington (4-6): Sabes que eres malo cuando haces ver a Cousins como un quarterback de 24 millones de dólares. Redskins por 13.

Buccaneers (4-6) en Atlanta (6-4): Dirk Koetter y los Bucs deberían lanzarse a la política. Ya tienen experiencia en eso de las promesas incumplidas. Falcons por 9.

Browns (0-10) en Cincinnati (4-6): Creo que le pusieron algo a mi bebida. Browns por 2.

Titans (6-4) en Indianapolis (3-7): Aprovechando el Día de Gracias, agradezco que no tengo que ver este juego. Titans por 4.

Dolphins (4-6) en New England (8-2): Los Dolphins arrancarán una página del libro de Belichick y demostrarán que no tienen prisa por volver a Foxboro. Patriots por 12.

Panthers (7-3) en NY Jets (4-6): ¿Qué otra cosa pueden hacer los Jets en el aniversario del “Buttfumble” sino el ridículo? Panthers por 5.

Bears (3-7) en Philadelphia (9-1): Ni Leonardo DiCaprio se enfrentó a osos tan malos. Eagles por 11.

Seahawks (6-4) en San Francisco (1-9): Los Seahawks tiene corazón, los niners tienen… un estadio muy bonito. Seahawks por 10.

Broncos (3-7) en Oakland (4-6): Un equipo con nuevo coordinador ofensivo contra otro con nuevo coordinador defensivo. El potencial de comedia involuntaria es inmenso. Raiders por 6.

Jaguars (7-3) en Arizona (4-6): Después de pasar 3 temporadas con los Jaguars, Blaine Gabbert tal vez esté por dar su mejor actuación a favor de Jacksonville. Jaguars por 9.

Packers (5-5) en Pittsburgh (8-2): Prefiero ir al dentista que ver a Brett Hundley, y sé que no soy el único. Steelers por 10.

Texans (4-6) en Baltimore (5-5): Si Poe viviera, escribiría un relato macabro de lo que están por hacerle a los Texans. Ravens por 8.

Eliminator/Survivor. Si aún no los expulsan de la liga por mi culpa, entonces Falcons.

La semana pasada: 10-4

En la temporada: 97-63

0 Comentarios

Normas Mostrar