Nolito ejecuta a 'su' Celta

  • 1ª Parte
  • 15'
  • 30'
  • 2ª Parte
  • 60'
  • 75'
  • 90'
Sevilla

18' Corchia

35' Luis Muriel

47' Nolito

64' Sale Franco Vázquez entra Banega

74' Sale Corchia entra Kjaer

82' Sale Nolito entra Krohn-Dehli

85' Guido Pizarro

92' David Soria

Celta

12' Maxi Gómez

61' Aspas

68' Sale Lobotka entra Radoja

77' Sale Pione Sisto entra Guidetti

78' Sale Cabral entra Brais

88' Jonny

SEVILLA 2 - CELTA 1

Nolito ejecuta a 'su' Celta

Nolito ejecuta a 'su' Celta

Julio Muñoz

EFE

El Celta se adelantó con cantada de David Soria y gol de Maxi Gómez, que luego falló tres goles. Muriel y el de Sanlúcar, también con cabezazos, remontaron.

México

Pasaron muchas cosas en el Sevilla-Celta. La principal, que un gol de Nolito, hijo adoptivo de Vigo tres temporadas, ejecutó a los celestes. Estos guiños diabólicos suelen darse en el fútbol y el de Sanlúcar, un artista del balón que había tenido un inicio gris de la temporada, paró los pies en posición taurina antes de conectar con la cabeza el 2-1. Su patada a la valla publicitaria estuvo a medio de camino entre la frustración por su mal inicio de Liga y la condena a un equipo que le ha dado tanto. Mejora el físico de Nolito y lo notó el Sevilla, que le dio la vuelta a un partido. Posiblemente, ese sea su mayor mérito en el partido. El espíritu que le puso para dar la vuelta al 0-1.

El Celta, equipo que con Unzué ha desarrollado mejor los conceptos ofensivos que los de repliegue, ayudas y estabilidad defensiva, encontró un gol inesperado. Pione Sisto puso su novena asistencia de gol de la temporada. Fue en un balón parado bombeado sin aparente peligro que Maxi Gómez remató a 16,18 metros de la portería del Sevilla. David Soria, sorprendente titular en detrimento de Sergio Rico, pagó su deficiente colocación y se tragó el balón. Empezaron los murmullos en la exigente bombonera de Nervión, especialmente con el Mudo Vázquez. El argentino había fallado un gol cantado nada más empezar y luego tuvo tres más. Remató académicamente pero tiró fuera dos veces y en otra encontró la pierna de un defensa. Vázquez fue de lo mejor del Sevilla pese a sus errores pero parte de la afición le tiene bajado el pulgar. En medio de ese runrún apareció la cabeza de Muriel, que marcó y enseñó su barriga para negar el sobrepeso del que se le acusa. En las celebraciones del gol, Del Cerro Grande expulsó a Robert Moreno, ayudante de Unzué. El Celta se quejó de dos jugadas en el partido. La primera, un gol anulado a Pione Sisto. El danés no se quejó porque se ayudó en una segunda acción con la mano izquierda. Luego Aspas pidió otro penalti por mano de Escudero.

El Celta se sintió perjudicado pero también no se hizo ningún favor con las faltas de atención. Una transición rutinaria del Sevilla acabó con un mano a mano de Sarabia contra Jony. La jugada terminó en el 2-1. Remó el Celta pero entonces se encontró con el enemigo en casa. Maxi Gómez, que al final del partido declaró que su futuro no está en China como se da por hecho, falló dos goles cantados. Ya en la primera parte había arruinado un centro espectacular de Wass. Ahora se llenó de balón en dos acciones que pudieron suponer un punto. El Sevilla no estuvo tan sobrado como para poner la cabeza en el Liverpool. De momento, suficiente hizo con sobrevivir contra el Celta y seguir en la plataforma de salto hacia la zona Champions. Le ayudó Nolito que, pese a todo, siempre estará en el corazón de los vigueses.

0 Comentarios

Normas Mostrar