Silva y Morata ponen caro el Mundial 2018 a Diego Costa

SELECCIÓN ESPAÑOLA

Silva y Morata ponen caro el Mundial 2018 a Diego Costa

La Selección, a su llegada anoche al aeropuerto de Pulkovo, a 23 kilómetros de San Petersburgo, donde mañana se enfrenta a Rusia en partido amistoso.

JUAN FLOR

DIARIO AS

De Gea será el meta titular en el partido de mañana ante Rusia. Silva ha resuelto el problema del gol y es el cuarto goleador histórico.

San Petersburgo

España produce fútbol y goles. Lopetegui tiene al equipo en su punto. Ya está diseñado el bloque del Mundial, a falta de un sólo detalle: Diego Costa. La Selección irá a Rusia con al menos 20 de los jugadores que estuvieron en Málaga. El hispano-brasileño tendrá que ganarse este derecho a partir de enero, con menos tiempo que nadie. Tendrá una vara de medir: los goles. Si es capaz de romper la banca con el Atlético quizás tenga una oportunidad. Pero también le hará falta que Morata y Rodrigo bajen su producción. Porque el problema del gol lo ha resuelto Silva, máximo realizador en la era Lopetegui e, increiblemente, el cuarto máximo goleador histórico de La Roja por detrás de tres grandísimos especialistas: Villa, Raúl y Torres.

El equipo llegó anoche a San Petersburgo, que lo recibió con un frío intenso. En Málaga se quedó Isco, al que Waston sacó del campo con una coz improcedente. En Rusia no será como en La Rosaleda. Espera un rival que aspira a destacar como anfitrión. Lopetegui no variará mucho con respecto al ‘once’ que sacó ante Costa Rica. De Gea será titular. Es el portero titular. El toledano presenta unos números impresionantes. Es el Zamora de la Premier, en la que lleva disputados 212 partidos, y en los 18 jugados esta temporada entre su equipo, el Manchester United, y España, sólo ha recibido tres goles. Junto a De Gea estarán sus pretorianos: Sergio Ramos y Piqué. Si salen De Gea, Ramos y Piqué es que Lopetegui va en serio.

La única cuestión a resolver por Lopetegui es el gol. No es que España tenga un problema serio con esto, pero los puntas deben aprovechar mejor las ocasiones. Lo bueno es que la segunda línea (en Málaga fueron Silva e Iniesta, pero también saben llegar al remate Asensio, Isco, Vitolo y Saúl) está fina. No me preocupa esto, porque el equipo genera ocasiones, pisa el área rival y chuta a puerta”, dijo Julen tras el partido. Verdad. Pero también lo es que le gustaría tener un ‘killer’. Hace cinco años España sacó en Málaga ante Venezuela el mismo resultado que el sábado frente a Costa Rica (5-0). La gran diferencia entre aquella Selección de Del Bosque y esta de Lopetegui es que frente a Venezuela el ‘9’ de La Roja de aquel entonces, Soldado, hizo un ‘hat trick’. Antes de ayer el que hizo un doblete fue un centrocampista, Silva.

Contra Rusia se espera una España reconocible, que tiene como seña de identidad el tiqui-taca. Mientras duren Silva e Iniesta eso está garantizado. Al equipo sólo le falta resolver el modo de jugar ante rivales con el 5-4-1 como sistema. Como todos los equipos que juegan y dominan, romper la defensa de tres centrales y dos carrileros le supone una dificultad mayor. Lo vimos ante Macedonia y Albania, que costó pelar más de la cuenta. Por eso es necesario un ‘killer’, un jugador capaz de sacar petróleo (sin querer con ello hacer referencia a la nueva camiseta) de cada ocasión. En el Mundial los rivales no se abrirán de capote, como hizo Costa Rica en Málaga. Al revés, se refugiarán en tablas a la espera de soltar un gañafón. Lo que hizo Suiza en el primer partido de Sudáfrica, vaya. Y eso lo quiere resolver Lopetegui con concentración (como España tiene arte, tiende a dispersarse), posesión y contundencia. Frente a Rusia llegará la ocasión de comprobarlo.

0 Comentarios

Normas Mostrar