Las RRSS y las audiencias de TV se disparan en París, pero el Madrid es el rey

El PSG sube y sube. La Bolsa de la Champions cotiza aunque no se juegue. Incluso en el parón de dos semanas que ahora nos llega con los compromisos de las selecciones nacionales, las acciones de los clubes suben y bajan sin descanso. Si piensan en invertir en el PSG, háganlo ya, que su cotización va camino de dispararse. Según los datos de KPMG Football BenchMark, el Real Madrid lideró el crecimiento del mes de agosto (aún no se computa septiembre) con 3.554.717 seguidores en Redes Sociales (suma de Facebook, Twitter e Instagram) por delante del PSG (2.677.698). Pero es el club galo el que experimenta un mayor porcentaje de crecimiento respecto al mes anterior: Real Madrid, +1,81%; PSG, +6,03%.

Barcelona y United. En el cómputo global, el club blanco lidera ese ránking de RRSS con 200 millones de seguidores (los famosos followers), con el Barcelona segundo (198,86) y el Manchester United (107,88) tercero, casi con el triple de adeptos que su rival al otro lado de la ciudad, el City (40,30). Los parisinos ya son quintos (47,05) por detrás del Bayern Múnich (59,67). Esos números, todos ellos mareantes, nos llevan a otros. Por ejemplo, los de las audiencias televisivas.

Audiencia en TV. El PSG-Bayern nos dejó un 3-0 que fue mucho más que eso. Fue la constatación del paso firme del equipo que dirige Emery y el dardo que acabó con la aventura muniquesa de Ancelotti. Y televisivamente, fue la pica en Flandes, pues la retransmisión supuso el récord de Canal+ en Francia esta temporada. Una media de 2,1 millones de telespectadores (con un pico de 2,4) y un 9,2% de la audiencia en la noche del miércoles. El tope llegó a las 21:32 horas, justo cuando Mateu Lahoz pitaba el descanso. El 2-0 en el marcador merecía tomar aire y una buena cerveza.

Tendencia. A esa misma hora, el PSG era más tendencia que el color rojo en este otoño/invierno. Su partido con el Bayern lideraba las búsquedas de Google en Francia. Y no sólo ese pack (PSG-Bayern), sino todos los ingredientes que se cocinaban con él. En nombres propios, el segundo más buscado era Neymar, el tercero Cavani (esos penaltis de la polémica...) y el cuarto Mbappé. Todos ellos lograban superar las interacciones sobre Khloé Kardashian por más que fuera su hermana Kourtney la que asistió en directo al partido en el Parque de los Príncipes. Pero cuando juega el PSG, ni las Kardashian.