Peter Lim se encomienda a Marcelino

Por estas fechas hace un año, Peter Lim traspasó al Barcelona a Paco Alcácer. La operación en términos económicos era buena, si bien, por hacerla a espaldas de los que entonces eran sus gestores de ‘confianza’ en el club, Layhoon Chan y García Pitarch, el magnate de Singapur les ponía, sin intuirlo ni seguramente quererlo, fecha de caducidad a su presidenta y director deportivo. Porque el día exacto de abandonar sus respectivos cargos ya fue cosa de la pésima temporada del Valencia en sí, si bien, una y otro, desde agosto hasta su adiós, ya no se levantaron del golpe recibido al dejarles Lim en fuera de juego en la venta de un icono como era Alcácer.

No sé si de aquello aprendió Lim, aunque al menos lo parece por cómo está transcurriendo el verano por Mestalla. Marcelino García Toral es el líder al que se ha encomendado el Valencia de Lim para dejar de deambular por la 12º posición de Liga española, que es lo que lleva haciendo los últimos dos años. Todas y cada una de las decisiones deportivas giran entorno a las ideas del asturiano. Como pasaba en la época de Nuno, aunque Marcelino tiene la experiencia de la que carecía el portugués y su fichaje no fue impuesto por el dueño sino aconsejado por el director general Mateo Alemany, cuyo respaldo y química con el entrenador es clave.