Cambio de paradigma

El Madrid le dio un baño al United, como se lo dio a la Juventus. Ahora no sólo gana, como dicen los del “ADN” y esas cosas, sino que también domina, apabulla y divierte. Ya no es sólo la pegada, el contragolpe o el gol de Ramos en un córner del descuento. Ahora el equipo se pone a jugar y no hay quien lo pare. Ya pueden correr los Pogba, Khedira o como se llamen, no la huelen. La máquina empieza con Casemiro colocado para robar, luego llega Modric para ordenar y aparecen Isco para inventar y Kroos para llegar. En la jugada siguiente cambian los papeles, roba el alemán, imagina Modric y llega al remate el centrocampista brasileño.

Luego sale Marco Asensio con un almacén de fuegos artificiales y velocidad. ¿Hay algún equipo en el mundo que tenga este elenco? Puede ser, pero ninguno funciona de carrerilla como lo hace ahora el Madrid, ocupando los espacios con naturalidad, llegando juntos a la presión y asociándose para salir y superar líneas enemigas. Los rivales corren frustrados detrás de la pelota. Sí, el fútbol consiste en ganar, pero también en dominar al rival y ser mejor en el juego. Y eso sólo se consigue con buenos centrocampistas.¿Alguien quiere la vuelta al tiro al aire de la BBC?