Ceballos y diez más

El Barça enreda con Ceballos porque no tiene más remedio. Hace tiempo que el Barcelona perdió el norte de delantera para abajo. Los fichajes azulgranas han sido un caos en los últimos años. Tanto que en vez de reforzar el bloque lo han debilitado. No hace falta dar nombres. Basta con decir que el mismísimo Xavi sería titularísimo en este Barcelona que ha dejado Luis Enrique y que ha heredado Valverde. Por eso insiste el Barça con Ceballos, porque detrás de Messi, Neymar y Luis Suárez (con Busquets desbordado e Iniesta en la reserva) viene el desierto.

El Real Madrid le ha ido ganando partidos y títulos al Barça en el último lustro, tanto que ha sido el Atlético el que le ha disputado dos finales de Champions al Madrid. El Atlético ha fichado bien, por eso ha ocupado ese lugar. El Atlético se ha hecho sitio como aspirante y el Barça lo ha perdido como alternativa. El Atleti, como el Madrid, ha fichado con criterio. El Barça, no. El Madrid se ha distanciado de sus rivales, no ya por su once, sino por su plantilla. Cuando el Madrid fichó a Isco o Asensio no solo se reforzó, también debilitó a sus rivales. Por eso Ceballos, más allá de su innegable talento, es un fichaje estratégico. Tanto en Madrid como en Barcelona.