La Liga, a punto

La Liga, a punto

México

Fuerza mental. Este Madrid va a consumar la soñada conquista de su Liga 33 demostrando una fortaleza mental digna de estudio. Más allá de su conocido poderío goleador, lo que resalta es la firmeza con la que se ha desenvuelto lejos del Bernabéu. Balaídos parecía vivir una noche de Champions. Gradas a reventar, los jugadores del Celta 'on fire' y entrando a todos los balones con la voracidad de un derbi gallego (a Guidetti parecía que le iba la vida en ello), presión total al árbitro en cada decisión que tomaba... No hay que olvidar que este Celta, aunque sólo se jugaba el prestigio (difícilmente podrá abandonar el puesto 13º de la tabla), le metió cuatro goles al Barça en una noche aciaga de Ter Stegen. Decía el otro día Luis Enrique que su equipo había palmado en Vigo y Málaga, las dos salidas que le quedaban al Madrid de Zidane. Pues ya habrá visto el asturiano por qué el Madrid está muy por encima de su desmotivada tropa. Esta vez es el Madrid el que le ha metido cuatro al Celta y no fueron más porque Sergio hizo tres paradas formidables y Cristiano, enorme de nuevo, falló una de las que siempre le entran al futuro quinto Balón de Oro. El Celta lo dio todo. Eso engrandece aún más al líder...

La Rosaleda. A Málaga hay que viajar sin pensar en Cardiff (quedarán después dos semanas para preparar el asalto a la todopoderosa Juventus de Alves y Buffon) y borrando del disco duro las dos Ligas extraviadas de aquella manera en Tenerife. Estos días las recordarán en Barcelona buscando un efecto emocional. Pero olvidan que estos chicos (Cristiano, Isco, Ramos, Marcelo o Modric) eran unos críos o incluso un bebé con pañales, como es el caso del mago malagueño...

Efecto Cristiano. Zidane le ha obligado a pasar la ITV en varias fases del curso y a cambio de eso tenemos la mejor versión del portugués desde que llegó al Madrid en el verano de 2009. Está fresco, ágil de piernas y más matador que nunca arriba. Su golazo con la zurda marcó el camino del alirón. Este Cristiano puede durar así varios años. Ya lleva casi 40 goles esta temporada (39) y va camino de ganar su segunda Liga de blanco. Siiiiiiiiuuuuu.

Iscoman. Su jugada en el 0-2 es para el deleite. Llevar una contra con el balón cosido a la bota y mantenerse en pie pese a las dos embestidas del Tucu Hernández sólo está al alcance de los elegidos. El domingo tendrá homenaje en su tierra bendita. Málaga. Capital de la Costa del Sol. Cuna de mi Juanito, mi Hierro... y mi Isco. Os quiero.

Aquel 7-3 al Eintracht. El 18 de mayo se cumplen 57 años de la mejor final de la historia de la Copa de Europa. El Madrid arrasó al Eintracht de Francfort con cuatro goles de Puskas y tres de Di Stéfano. La BBC (me refiero a la cadena británica, no al trío formado por Bale, Benzema y Cristiano) la emite cada Navidad para deleite de sus telespectadores. Es bueno recordar esta gozosa efeméride ahora que la alargada sombra de la Juventus asoma para la cita apasionante de Cardiff. Pero como dice Cristiano “primero a pensar sólo en el domingo y en salir campeones...”.

Pueblo feliz. Esta goleada que incluye el pin de la Liga 33 va por Capri de Los Vikingos de Hellín, Paco de Hoyo de Manzanares, Fernando de Calatayud Merengue (¡no hay quien pueda contigo amigo!), Lorenzo de la Peña de Palencia y Chuchi Castillo de Torrelavega. Ya queda menos, amigos. Siiiiiiiiiuuuuuuu.

0 Comentarios

Normas Mostrar