FÓRMULA 1

Liberty y Alonso en la Indy 500: "Algo inusual y desafortunado"

Chase Carey, el presidente de la F1, que la aventura americana del asturiano no es lo ideal y habría preferido verle corriendo en Mónaco.

México
0
Chase Carey en el paddock de Rusia.
MAXIM SHEMETOV REUTERS

"Bajo el mandato de Ecclestone la Fórmula 1 era un negocio en el que se decía que no a todo, pero ahora queremos decir que sí a muchas más cosas". El que habla es Chase Carey, el nuevo presidente de la Fórmula 1, y se congratula de dirigir el deporte de una forma más abierta que la de Bernie. Sin embargo, le hubiera gustado decir que no a una cosa, a la aventura de Alonso en las 500 Millas de Indianápolis. El máximo representante de Liberty ve aspectos positivos y negativos en ello, pero le pesan más los segundos.

"Tengo sentimientos encontrados", reconoce en la presentación del GP de España realizada en el propio circuito de Montmeló. Lo primordial para él sería ver a Alonso en la parrilla del GP de Mónaco, pero comprende que busque otras oportunidades lejos de la F1: "Me encantaría tener a Fernando en Mónaco pilotando un coche con la posibilidad de ganar la carrera, pero desafortunadamente eso no parece posible en el corto plazo. Entiendo sus motivos para buscar un desafío que le motive y su elección es respetada".

A pesar de que la experiencia del bicampeón español en la IndyCar será beneficiosa para las dos categorías, Carey no cree que perder a una de sus estrellas para la cita más importante del calendario del Mundial sea lo mejor: "Esto también nos beneficia indirectamente a nosotros porque como gran piloto de F1 que es Fernando llegará al público estadounidense de una manera diferente, pero no es la situación ideal. Si pudiera elegir, preferiría verle en Mónaco", confiesa el estadounidense.

En definitiva, Chase llega a la siguiente conclusión: "Que una de tus estrellas decida dar un salto eventual a otra competición no es positivo. Es una situación inusual y desafortunada, sobre todo para su equipo y también para nosotros como organizadores". Le gustaría haber dicho que no, pero la participación de Alonso en la Indy 500 no dependía de él y es una realidad, y más tras verle rodar con el monoplaza del Andretti Honda. No le queda más remedio que aceptarlo y "ser pragmático y constructivo".