La 'Bestia Blanca' conquista Múnich

La 'Bestia Blanca' conquista Múnich

México

Reyes de Europa. En Múnich ya tararean el “Que viva España” de Manolo Escobar y en las gradas del Allianz Arena aún retumban los olés taurinos de los 3.000 aficionados madridistas, que disfrutaron de un Miércoles Santo que jamás olvidarán. Fuera complejos históricos. El Madrid es ahora el que manda en Europa, el que presenta los jugadores más talentosos, los más fuertes, los más altos y los más ambiciosos. Ahora son ellos los que agachan la cabeza cuando los blancos elaboran su particular tormenta perfecta de cada partido. Mi niño me llamó varias veces durante el partido para mostrarme su entusiasmo: “Papá, a estos del Bayern siempre les ganamos. Hace tres años les metimos cuatro y si no es por Neuer hoy se hubieran llevado cinco goles. No son tan buenos como tú me decías”. Mi hijo ha crecido en una época maravillosa. Su Madrid, el mío y el de mi padre, lleva camino de hilar su séptima semifinal consecutiva de la Copa de Europa. El único capaz de eso. Eso se llama jerarquía y saber convivir con el éxito. De pequeño se hablaba en España de la ‘alta fiabilidad alemana’. Ahora esa bandera se la hemos arrebatado. Con hechos, sin necesidad de tirar de bravatas como hacían Augenthaler, Rummenigge, Maier, Hoeness o Kahn en otros tiempos. Ver sometido al Bayern en su guarida es una gozada difícil de explicar con palabras. Y encima les regalaron un penalti. Vidal al limbo. Justicia divina.

El declive de Cristiano. Para estar en decadencia y en aparente declive, el portugués disimula cada vez mejor. En el Allianz, donde sólo los elegidos pueden hablar en voz alta, irrumpió ÉL. Cristiano, el mejor jugador que pisa la Tierra. En el día de la verdad conquistó Múnich con un doblete imperial, que sirvió para macerar y apuntalar el triunfo ante un Bayern atrincherado en torno a su héroe con guantes. Manolito Neuer evitó que el Balón de Oro firmase un póker histórico. Le hizo la parada del año con una mano firme como un muro de hormigón que jamás se la vi a ningún otro guardameta. El eterno capitán, Raúl, alimentó la leyenda del portero alemán en la transmisión de beIN Sport: “No me sorprende porque estando yo en el Schalke nos llevó con sus paradas a ganar una Copa de Alemania y a semifinales de Champions”. Pero Cristiano insistió. Le hizo un caño a Neuer en el 1-2 y gritó al mundo entero “aquí estoy yo, sí, el futbolista que lidera a este Madrid casado con la Champions”. Y es el primero en llegar a los 100 goles en competiciones europeas. Otro récord más para el The Best. ¡Cómo te queremos, crack!

Felizidane. Campeones de Europa, campeones del Mundo, campeones de la Supercopa de Europa, líderes en solitario de LaLiga y con un pie en las semis de Champions. Los números del mejor. Por eso hoy no nombro a una peña concreta. Esta gesta va para todo el MADRIDISMO.

0 Comentarios

Normas Mostrar