NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

ESPAÑA - ISRAEL

España le hace los honores a Grecia en eliminatoria UEFA

Costa, Ramos, Piqué, Busquets, Thiago y Vitolo, apercibidos. Lopetegui tiene que decidir si hoy (13:45) se deben forzar o no las amarilla.

MéxicoActualizado a
ASTV

España juega en Gijón contra Israel (sigue el partido en directo en AS.com) con un ojo puesto en Macedonia. Después del partido de El Molinón, el siguiente de la fase de clasificación será en Skopje, el domingo 11 de junio. Para entonces ya habrá pasado una semana desde la final de la Champions League, dos semanas desde la final de la Copa del Rey y tres desde la última jornada de LaLiga. Es decir, Lopetegui dará esa lista de junio con los jugadores ya de vacaciones.

Ampliar

Y con este caldo de cultivo, un dato: hoy saltarán al campo seis internacionales españoles que están a una tarjeta de la suspensión. Si Sergio Ramos, Piqué, Busquets, Thiago, Vitolo o Diego Costa tuvieran la mala suerte de ver una amarilla en Gijón no podrían jugar frente a Macedonia. Pero si la vieran ante Macedonia se perderían el siguiente partido de clasificación... ¡contra Italia! Diego Costa reconoció no estar al tanto de esta circunstancia, pero avisó que jugará “como siempre y si está en mi mano trataré de evitar la tarjeta”. Lopetegui tiene tres opciones: pedir a los seis jugadores que fuercen la tarjeta para llegar limpios al partido contra Italia, pedirles todo lo contrario o dejarles a su libre albedrío.

La lluvia de amonestaciones fue la peor consecuencia del partido de Turín contra la Squadra Azzurra, que está en una situación mucho mejor porque sus dos próximos rivales (Albania y Liechtenstein) son más propicios para limpiarse de tarjetas con vistas al decisivo partido frente a la Selección, el 2 de septiembre. Esto fue lo que no se vio del 1-1 cosechado por La Roja en octubre pasado.

Precedente. No es la primera vez que España se ve en una situación parecida. En 2015, con las competiciones de clubes ya acabadas, Vicente del Bosque tuvo que hacer una concentración con tres grupos distintos de jugadores para disputar un partido de clasificación ante Bielorrusia, también un 11 de junio. Fue un descalzaperros monumental. Pero salió bien: España ganó (0-1, Silva) en Borisov. Aquella concentración dejó además otras lecturas interesantes. Por ejemplo sobre el compromiso de Piqué. El central catalán había sido pitado días antes en León y acabó ese partido con molestias. Pero se sobrepuso y viajó a Bielorrusia, jugó y fue uno de los mejores de la Selección.

El compromiso de los internacionales (dando por hecho que todos harán lo mismo que Piqué) supone, sobre el papel, que los seis apercibidos tendrán mucho cuidado de no ver tarjetas ante Israel. Eso puede ser un hándicap precisamente para el juego de los centrales, Piqué y Ramos, y también de Busquets. Pero deberán apañárselas si quieren estar el 11 de junio en Macedonia. Y lo mismo vale para Diego Costa, Vitolo y Thiago, los otros tres amenazados. Lopetegui, que tiene pánico al partido de junio precisamente por inoportuno, hablará con ellos antes del partido.

Y las tarjetas no sólo serán una amenaza para España. También para Israel. Pero por motivos políticos y no deportivos. BDS, una organización anti-israelí, ha convocado una manifestación con el lema Tarjeta Roja a Israel dos horas antes del partido. Gijón es la única ciudad con equipo de Primera que firmó el manifiesto de BDS. La Federación no lo sabía. Total, el partido de las tarjetas.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?