FIFA

Trump apoya acoger con México el primer Mundial de 48 países

Infantino insiste en su propuesta de ampliación a partir de la edición de 2026 en América. Rummenigge no ve que sea “una buena idea”.

Infantino en Dubai
STRINGER AFP

Infantino mostró su apoyo total a la ampliación del Mundial de 32 a 48 países. La nueva fórmula se estrenará en la Copa del Mundo de 2026, que quieren organizar conjuntamente Canadá, México y Estados Unidos, este último país con el apoyo de su presidente electo, Donald Trump.

El presidente de la FIFA dijo en Dubai que “la mayoría de las más de doscientas federaciones que forman la FIFA están a favor de la ampliación”. El exjugador Samuel Etoo se apresuró a animar a Infantino a sacar adelante la ampliación “para que los países más pobres, sobre todo los del continente africano, también puedan sentir la emoción de participar en un Mundial”.

La FIFA decidirá sobre la ampliación de la Copa del Mundo en el Comité que celebrará a primeros de enero en Zúrich. “Tengo el apoyo abrumador de la organización”, avisó Infantino. Según su plan, “un Mundial de 48 países repartidos en dieciséis grupos de tres selecciones tendría la misma duración que el actual y los finalistas disputarían un máximo de siete partidos, como ahora. Por lo tanto no supondría más esfuerzo para los jugadores. No veo problemas en esta fórmula, sólo ventajas”.

En la fase de grupos de ese Mundial de 48 selecciones se pasaría directamente a los penaltis en caso de empate para que siempre hubiera un vencedor y evitar así un arreglo o biscotto en la última jornada para que, vía empate, dos equipos pasen de ronda a costa del tercero, que resultaría eliminado. La idea, sobre el papel, gusta a casi todos.

Pero si existen algunos inconvenientes. Uno de ellos sería el nuevo reparto de cupos continentales. “Eso es una decisión política que se resolverá con diálogo”, afirmó Infantino.

Otro asunto que preocupa es el aumento de jugadores que deberían participar. “Aunque Infantino dice que la duración del Mundial no aumentaría, lo que sí aumentaría es el número de jugadores en el torneo. Y esto afecta a los clubes. Cuando yo empecé como profesional, las plantillas eran de dieciocho jugadores, ahora se necesitan veintitrés y dentro de no mucho, de seguir inflando los torneos, los clubes deberán contratar a no menos de treinta futbolistas. Por lo tanto, la ampliación sí que nos afecta”, dijo Rummenigge, presidente de la Asociación Europea de Clubes.

Infantino prometió que la decisión “será democrática” y se tomarán en cuenta “los intereses de todos”. Los clubes podrían cambiar de idea si la FIFA sigue aumentando las cantidades que les ofrece por ceder jugadores para el Mundial y que en el próximo, en Rusia 2018, ya superará los docientos millones de euros.