POLÉMICA

La NFL investigará a los Giants por el uso del walkie-talkie

La liga de football está estudiando el caso que afectaría al entrenador Ben McAdoo en el triunfo de Nueva York sobre los Dallas Cowboys.

La utilización del walkie-talkie por parte de Ben McAdoo está siendo investigada por la NFL.

Si os gustan las conspiraciones, éste os va a encantar o a lo mejor no, si os encontráis en el lado equivocado del marcador, pero no nos adelantemos a los acontecimientos.

Lo cierto es que cuando todavía perduran los rescoldos, quizás para siempre, del Deflategate e incluso hemos tenido una versión actualizada, una 2.0 en el choque que enfrentó a New York Giants y a Pittsburgh Steelers con el dichoso asunto de los balones desinflados o por debajo de lo que marca la reglamentación, ahora tenemos un asunto nuevo entre manos, que la cuestión es entretenerse con algo más allá de lo que ocurre en el día a día en la National Football League.

Según informa Paul Schwartz del New York Post, la NFL en persona está estudiando el caso que afectaría a los New York Giants por el uso que han realizado de los walkie-talkie en el duelo que les enfrentó a los Dallas Cowboys y que acabó con su triunfo por un ajustado 10-7.

De hecho, la reclamación viene a instancias del club texano.

El caso es que durante los inicios del último cuarto, el transmisor de radio del casco de Eli Manning empezó a fallar y el técnico de los Gaints, Ben McAdoo utilizó el walkie-talkie para pasarle las jugadas a ejecutar al bueno de Eli.

No hace falta decir que la NFL prohíbe expresamente que la comunicación entre la banda y el quarterback debe ‘cortarse’ cuando restan 15 segundos en el reloj y el uso del walkie pondría en tela de juicio si los Giants se ajustaron a ese hecho o bien tuvieron la oportunidad de impartir instrucciones superado ese límite de tiempo, puesto que no hay ninguna manera de controlarlo.

Eli Manning habló con el Post para comentar el asunto y afirmó que “no estábamos recibiendo nada, por lo que tuve que ir corriendo a la banda. Puede que fueran cuatro jugadas en las que no tuvimos señales. Ocurrió en acciones de carrera. Si son de pase, el quarterback suplente Ryan Nassib me podía avisar y tendría que ir hasta la banda. Algunas veces recurrimos a Odell Beckham Jr., que se acercaba y me daba las instrucciones. Era como el football en el instituto.”

Cuando se le informó que el uso de este dispositivo no sería legal, Eli recurrió a su mejor versión del “yo no sabía nada” para comentar que “si lo utilizamos o no o lo que pasó ahí”.

No mucho después, las comunicaciones se restablecieron durante un drive en el que los Giants no consiguieron anotar. De hecho, acabó con una intercepción.

Todo esto nos quita la oportunidad de frotarnos las manos y asistir al que se podría bautizar como “walkie-talkie-gate”.

Sé que es chiste fácil, pero me temo que el asunto se nos ha desinflado antes de tiempo, igual que pasó con los balones.