NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

Atleti y Barça, a la espera del Madrid

Actualizado a

Cerca de quince mil personas acudieron en la mañana de ayer al Calderón, para ver el Atlético-Barça de chicas. La fecha quedará como un hito más en el avance del fútbol femenino español, que lleva muchos años de lucha, remando río arriba. Recuerdo sus inicios en España, muy difíciles, con aquella Conchiamancio que se nos fue a Italia a hacerse profesional, mientras surgían caricaturas bufas que menoscababan aquella causa. Se organizó un partido entre ‘folklóricas’(Lola Flores de capitana) y ‘finolis’, y se rodó una película, ‘Las Ibéricas’, con las grandes bellezas de la época, una historia absurda de novios y celos.

En aquellos años, cualquier chica que pretendiera jugar al fútbol se exponía a ser considerada un marimacho. Hace tiempo de eso. Ahora las chicas juegan al fútbol, al menos, sin reproche, aunque todavía con muchas dificultades. Pero al hilo del progreso de la especialidad, auspiciado por la FIFA (que ha hecho cosas bien, lástima que fueran tan ligeros con la caja), el fútbol femenino ha ido tomando en España un vuelo que lo puede aproximar al de otros países que empezaron antes. LaLiga de las chicas empieza a ser ya una cosa seria y formal, protegida por Tebas y por Iberdrola, y con tres partidos por semana televisados por Gol.

Por supuesto, aún no da para ocupar sistemáticamente grandes estadios, pero ya hace tiempo que el Athletic, pionero, abre de cuando en cuando San Mamés, como el Levante con su Ciutat de Valencia. El Barça juega en el Miniestadi, buen marco. El Atlético ha aprovechado la visita del Barça, con el liderato en juego, para abrir el Calderón a las chicas. Fue mucha gente, en una mañana soleada y lo pasaron bien, porque el fútbol femenino no es ninguna patosada, es un fútbol bien hecho y felizmente a salvo, al menos por ahora, de los tics antideportivos que vemos en el de hombres. A ver si de una vez se anima el Madrid.