NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

TIMBERWOLVES 110 - SIXERS 86

Wiggins y Towns brillan en el primer duelo NBA Ricky-Sergio

Los Wolves tenían el partido ganado al descanso (61-33). Ni Rubio ni el Chacho tuvieron su mejor noche en el quinto cara a cara de su carrera.

MéxicoActualizado a
Ricky Rubio y Sergio Rodríguez, en su primer partido NBA.

Los Timberwolves se llevaron la victoria ante los Sixers (110-86) en un partido sin historia que al descanso estaba ya más que decidido (61-33). Retransmitido en Estados Unidos por la TNT a nivel nacional, el enfrentamiento había levantado muchas expectativas. No se asusten, no por el nivel actual de ambos equipos, sino por el brillante futuro que se les adivina. Dos plantillas repletas de talento y juventud en el que sobresalen dos jugadores llamados a dominar la Liga en no mucho tiempo: Karl-Anthony Towns y Joel Embiid. Duelo que se apuntó el primero. El dominicano (25 puntos, 10 rebotes y 2 tapones) lideró el plácido triunfo de Minnesota junto a un Andrew Wiggins (35+10 y 4 asistencias) que está en su mejor momento. Tampoco podemos pasar por alto el primer cara a cara NBA entre Ricky Rubio y Sergio Rodríguez.

Duelo de bases españoles

Una pena que ninguno tuviera su mejor noche. Pese a ello, el catalán salió victorioso con unos números discretos (4 puntos —con 0/4 en triples—, 4 rebotes y 5 asistencias), aunque mejores que el canario. Por primera vez desde su regreso a la NBA, el Chacho se quedó sin anotar (no atraviesa por su mejor momento en el tiro) y apenas pudo aportar dos asistencias y un robo. Los dos bases de la Selección estuvieron lejos de su nivel.

Por raro que pueda parecer (sin contar esta temporada, entre los dos acumulan nueve temporadas en la Liga), nunca antes habían coincidido sobre un parqué de la mejor Liga del mundo. Cuando Ricky, número 5 del draft 2009, decidió dar el salto en el verano de 2011, Sergio acababa de completar su primera campaña de vuelta en España. Tras ganar el Mundial 2006, el ex de Estudiantes puso rumbo a Estados Unidos, donde pasó los cuatro siguientes cursos hasta que en 2010 fichó por el Real Madrid. Mucho ha llovido desde que el 5 de noviembre de 2005 y vistiendo la camiseta del Joventut un adolescente Ricky midiera sus fuerzas con un imberbe (¡quién lo diría!) Sergio. Aquel que cara a cara se lo apuntó el por entonces jugador del Ramiro. No volverían a jugar el uno contra el otro hasta la temporada 2010-11. Ya en las filas del Barça, Rubio se llevó los tres partidos que jugó ante el Chacho. Un 3-1 que ahora pasa a ser 4-1.

Towns vs Embiid

Retomando el partido disputado en un Target Center que registró una buena entrada (casi 17.000 espectadores), no podemos pasar por alto el duelo entre Towns y Embiid. El camerunés, aún con restricción de minutos y sin poder disputar back to backs, fue quien se apuntó el salto inicial. Si bien poco después tuvo que retirarse tras un encontronazo accidental con Ricky. Se quejaba del tobillo izquierdo. Al unísono, todas las alarmas empezaron a sonar en Philadelphia. Afortunadamente, pudo regresar a la cancha antes de que concluyera el primer cuarto. Pese a su doble-doble (10+10) poco pudo hacer ante un Towns que cosechó un +33 para los de Thibodeau mientras este le mantuvo en cancha. El mejor rookie del pasado año dejó un par de destellos (bailecito en la zona con ¿pasos de por medio? y finta para acabar rompiendo el aro) ante el que casi con total seguridad le sucederá este año en el galardón. Así marcan su territorio los grandes jugadores. Un abrir de boca del que será un duelo que marcará la NBA próximamente.

Embiid no sólo tuvo que vérselas con Towns, sino que se reencontró con el que fuera su compañero en Kansas: Andrew Wiggins. "Ha esperado mucho tiempo para poder jugar. Pese a que aún no puede disputar muchos minutos está dominando y haciendo números", le alabó el canadiense, quien promedia 33 puntos en los últimos 6 partidos. Y con buenos porcentajes y anotando con fluidez desde fuera (17/32 triples en esta tacada). "Estoy mucho más activo. Ya no me quedo esperando en la esquina. Mi preocupación es mucho mayor", explica. 

Parece que sus dos jóvenes estrellas dieron un paso al frente tras las críticas del 'veterano' Ricky. Un segundo parcial en el que arrasaron al equipo visitante (34-15) fue suficiente. Además del siempre correcto trabajo en la pintura del activo Dieng (12+10). Así sumaron los Wolves su cuarto triunfo de la temporada ante unos Sixers que están aún más por hacer y cuyo proyecto avanza aún ritmo menor. "Sin faltar al respeto a mis jugadores, ellos están unos cuanto pasos por delante. Como grupo, han jugado juntos muchos más partidos", argumentó Brett Brown. Aunque a veces resulte complicado, no les quitemos el ojo. A los dos equipos. Quizá en unos años les veamos peleando por el anillo. Complicado, pero quien sabe. Cosas más raras se han visto.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?