NFL

Nadie para a Minnesota, Dallas resurge y Brady está de regreso

La Semana 5 de la NFL nos dejó sólo un invicto y varios equipos que se perfilan para pelear por cosas importantes. Otros se estancan en parte por las lesiones.

Nadie para a Minnesota, Dallas resurge y Brady está de regreso
Hannah Foslien AFP

Tras cinco semanas de temporada regular en la NFL, sólo queda un equipo sin derrota, los sorprendentes Vikingos de Minnesota, quienes marchan con paso perfecto (5-0). La quinta jornada vio caer el invicto de las Águilas de Filadelfia y los Broncos de Denver.

Después de la lesión del brillante QB Terry Bridgewater, Sam Bradford ha resucitado con el equipo de Minnesota. Aunque sus números no impresionan (990 yds, 6 TD's), el ganador del Trofeo Heisman en 2008, que llegó a canje desde Filadelfia, ha resultado una apuesta ganadora para el coach mike Zimmer, que tiene a los Vikingos invictos.

Luego de cumplir una suspensión de cuatro partidos por el llamado "Deflagate", Tom Brady reapareció y condujo a los Patriots a una victoria de 33-13 sobre los Cleveland Browns. Brady se mostró en plena forma al lanzar para 406 yardas y conectar tres pases de TD con el ala cerrada Martellus Bennett.

El buen paso de Pittsburgh se debe en gran parte al brazo del veterano de 13 temporadas Ben Roethlisberger, que encabeza la liga en pases de anotación con 15. Ante los Jets, en la semana 5, conectó cuatro, ante Kansas, en la 4, lanzó cinco pases de TD; en las semanas 1 y 2, frente a Washington y los Bengals, tuvo tres TD's. Sólo se fue en blanco en la semana 3, ante Filadelfia.

Otro equipo que parece que está de regreso son los Raiders de Oakland. Tras su cardiaca victoria 34-31 sobre San Diego, sumaron su tercer triunfo de manera consecutiva, algo que no pasaba desde el 2011.

Tras su desastrosa campaña de 2015 (4-12), los Dallas Cowboys están de regreso de la mano de dos novatos, el QB Dak Prescott y el líder corredor de la NFL, Ezequiel Elliott, con 546 yardas y cinco TD. Con 1239 yardas y cuatro pases de anotación, Prescott ha hecho olvidar por completo al malogrado Tony Romo y a Mark Sánchez, que parece que nunca jugará con los de la Estrella Solitaria.

Con el invicto de Minnesota (5-0) y la marcha con cuatro victorias y una derrota de Dallas, Pittsburgh y Oakland, la NFL parece que regresa a la década de los 70, donde esos equipos dominaron y forjaron verdaderos equipos de ensueño, que disputaron y ganaron, a excepción de los Vikingos, varios Super Bowls.

Sorprende también la campaña de los Halcones de Atlanta con sus cuatro victorias y una caída. Matt Ryan, el QB de los Falcons es el líder pasador de la liga con 1740 yardas, 12 TD's y sólo dos intercepciones.

Las conmociones en la NFL se incrementaron 32 por ciento en la temporada 2015 con respecto a la campaña anterior, algo que tiene muy preocupada a la liga. Este 2016, sólo en la Semana 5, 12 jugadores no pudieron participar por haber sufrido conmoción en sus partidos de la jornada anterior, entre ellos los QB's Carson Palmer (Arizona) y Cam Newton (Carolina).

Perder toda la temporada a su mejor jugador, el defensivo JJ Watt, ha pegado fuerte en los ánimos de los Houston Texans, que a pesar de su marca (3-2) parecen demasiado inconsistentes. Brock Osweiler no parece ser el QB que prometía, pues a pesar de su millonario contrato (72 US millones por cuatro años), lleva más intercepciones (7) que pases de TD (6). Los salva estar en la División más floja de la Liga, la Sur de la Conferencia Americana, donde Tennessee, Indianapolis y Jacksonville tienen marca perdedora.

La nota curiosa de la semana fue la encuesta realizada por el despacho Public Policy Polling, en donde el 62 por ciento de los consultados dijo que los Buckeyes de Ohio State (marca de 5-0 en la conferencia de los 10 grandes -Big Ten- de la NCAA) podría vencer con facilidad a los Cleveland Browns, el único equipo de la NFL que no conoce la victoria esta temporada.