DOPAJE

Alistair Brownlee tuvo un TUE en 2013 para el mal de altura

Los hackers Fancy Bears publicaron la exención terapéutica del doble campeón olímpico y del mundo: un TUE con efecto retroactivo en octubre de 2013 para un diurético.

Alistair Brownlee tuvo un TUE en 2013 para el mal de altura
Reuters

Alistair Brownlee, doble campeón olímpico y mundial, figura como el nombre más destacado en la sexta entrega de filtraciones de exenciones terapéuticas de los hackers Fancy Bears. Al británico, de 28 años, se le permitió consumir en octubre de 2013, con efecto retroactivo, un diurético llamado acetazolamida. Esta sustancia es un inhibidor usado para tratar glaucoma, epilepsia o mal de altura. Brownlee achacó a esta dolencia la utilización del TUE: “Sólo tuve un TUE en mi vida, para Diamox, en octubre de 2013, contra el mal de altura después de subir el Kilimanjaro”. Incluso bromeó: “Resulta embarazoso para alguien tan en forma como yo sufrir de un problema así. Afortunadamente, Jonathan (su hermano) se encontraba conmigo para cargarme (en referencia a la final del Mundial en Cozumel)”.

También aparece el remero neozelandés Mahe Drysdale, quien recibió cuatro TUE entre abril de 2015 y agosto de 2016 para fluocortolona, un producto para las hemorroides. La australiana Emily Seebohm, que ganó medallas de oro olímpicas de natación en 2008 y 2012, empleó prednisolona en mayo de 2009. A la ciclista Emma Johansson, doble plata en los Juegos de Pekín y Río, le permitieron consumir alfentanil y sulfentanil intravenoso en 2015. Por su parte, Diego Hypolito, gimnasta brasileño medalla de plata en su país, tomó dexamethasone, formoterol y budesonide en 2007. Nadal, Mireia, Wiggins, Froome, las Williams o Biles vieron cómo sus permisos se conocían en otras publicaciones de los hackers. Todos los TUE los supervisa y aprueba la Agencia Mundial Antidopaje (AMA).