Río 2016

Iván García se quedó entrenando para buscar un lugar en el podio

El 'Pollo' García esperó a que todos los deportistas se fueran para afinar algunos detalles y llegar de la mejor manera a la final de la plataforma de 10 metros.

Río de Janeiro
0
Iván García se quedó entrenando para buscar un lugar en el podio
Cristian Rivas Diario AS

Iván García no quiere dejar ningún detalle al azar. No quiere que nada se le escape de cara a la gran final y menos algo que pudo haber mejorado. Quiere el podio, quiere una medalla y sólo piensa en eso. Es por eso que se quedó entrenando aún cuando todos los finalistas ya se habían ido a descansar para esperar la gran final.

El clavadista mexicano esperó a que todos los deportistas se fueran, que los voluntarios se tomaran sus selfies desde la plataforma de 10 metros y cuando todo estuvo tranquilo se quitó la sudadera y otra vez subió las escaleras que lo llevaban a su segundo hogar. Aprovechando que nadie lo miraba ni tenía la atención de nadie más que la de su entrenador, iba claro a lo que tenía que corregir. Algunos detalles del salto y posturas en el giro y así fue.

Tras cada clavado, García salía de la fosa y platicaba con su entrenador Iván Bautista, veían qué mejorar y cómo hacer una mejor ejecución. Y ahí iba, saliendo de la fosa otra vez, subiendo las escaleras y nuevamente llegando a los 10 metros de la plataforma. Siempre lo mismo: salir, platicar con Bautista y otra vez subir la plataforma. Todo consecutivamente, todo secuencialmente y sin cambiar ningún paso.

Cuatro saltos bastaron, ya se sentía seguro y listo para la final. No necesitaba nada más para estar mejor. Sentía que ya había logrado corregir esos detallitos que le incomodaban porque, claro, no quería dejar nada al azar. En la cabeza de Iván García no hay otra cosa más que la medalla en esta plataforma de 10 metros, así que los entrenamientos después de la semifinal valían la pena. Ahora, a las 14.30 hrs de México habrá que ver si dieron resultado, cuando deje todo en la final y se vea el resultado de quedarse a entrenar más que el resto.