JUEGOS OLÍMPICOS

'Lupita' González, a puro corazón, gana plata en marcha de 20 km

La marchista mexicana entra en la historia por ser la primer mujer medallista en marcha, la segunda en atletismo y darle a México su segunda presea en Río 2016.

'Lupita' González, a puro corazón, gana plata en marcha de 20 km
DAMIR SAGOLJ REUTERS

Tarde histórica para México y eterna para María Guadalupe González. La marchista mexicana estuvo toda la competencia alternando el liderato de la carrera junto a Hong Liu y se mantuvo firme allí. Y aunque no pudo conseguir el oro, que parecía que se quedaría para ella, alcanzó una medalla de plata que quedará grabada en la historia del deporte mexicano por ser la segunda medalla que consigue una mujer en atletismo y la primera obtenida en marcha.

La mañana de sol ardiente había dado paso a una tarde fresca, con viento y que ayudaba a las condiciones fueran más estables para los deportistas. Así, aprovechando esto, Lupita González se mantuvo siempre en el grupo de avanzada de la marcha de 20 kilómetros femenil e ilusionando a todo un país con la hazaña del primer Oro de Río 2016. Por el punto de control siempre pasaba primera o segunda, nunca salía de ahí. Todo estaba escrito para que fuera histórico. Desde antes, Lupita era favorita para la carrera y respondía bajo el sol de Río a ese favoritismo.

Ya en el último kilómetro, Lupita González parecía que lo iba a lograr. Tomó la cima por un escaso metro, quizás menos, y estaba todo cantado para el Oro. "¡Por fin!" se escuchaba entre la prensa; "¡México, México!" entre los aficionados tricolores, que por supuesto apoyaban a la mexiquense. Pero la china, medallista de bronce en Londres y campeona Mundial en 2015, no se iba a rendir. Liu aceleró el ritmo en ese último kilómetro, quizás en los últimos 500 metros y se llevó la presea dorada. Lupita ya no estaba para cambiar el ritmo, no estaba para acelerar sino para mantener ese paso constante que siempre la tuvo en la cima y así lo hizo. Una medalla de plata ya tenía su nombre y eso nadie lo iba a cambiar.

La atleta de 27 años hacía historia, sin saberlo y dejando todo. Conseguía igualar a Ana Guevara con esa medalla de plata, las únicas mujeres mexicanas en lograr medallas en atletismo y ambas lo hicieron con el mismo metal. Pero no sólo esa historia escribía la marchista, también se convirtió en la primera mujer que le da a México una medalla en marcha. La décima medalla de la caminata olímpica la consigue una mujer, la obtiene María Guadalupe González, las otras nueve siempre fueron hombres: tres oros, cuatro platas y dos bronces. Ahora sólo hay que agradecerle a Lupita, darle su lugar en el Olimpo y soñar con que no sea la última gloria que le de al país.