Juegos Olímpicos

El tenis mexicano se va con la cabeza en alto tras 20 años de ausencia

No hubo espacio para historias épicas, pero González y Reyes-Varela batallaron hasta el final y se van en alto tras darle pelea a una de las mejores parejas del mundo.

Rio de Janeiro
0
El tenis mexicano se va con la cabeza en alto tras 20 años de ausencia
OSVALDO AGUILAR MEXSPORT

Lo de Santiago González y Miguel Reyes-Varela era una novela difícil de alargar. El tenis mexicano, que pasa por décadas de tristeza absoluta, regresó a los Juegos Olímpicos tras dos décadas y pensar que podían ser sorpresa en la disciplina era engañarse a sí mismos. Este lunes enfrentaron a una de las mejores parejas de dobles del mundo y, aunque cayeron, se fueron con la cara en alto.

Florin Mergea y Hoia Tecau se ubican en los lugares 14 y 10, respectivamente, del ránking de dobles de la ATP. Lejos del 53 de Santiago González y, más aún, del 115 de Miguel Reyes-Varela. Por ahí había que comenzar a analizar el partido. Vencerlos sería una hazaña de esas que se recuerdan por años. 

En el primer set quedó demostrada la autoridad, un 6-3 contundente por parte de los europeos que dominaron desde el principio la manga. Pero el deporte siempre da espacios para bravuras y en el segundo set los mexicanos estuvieron al borde de ganar y estirar a un set definitorio. Llevaron el segundo episodio a un Tie-break poniéndole dramatismo, aunque lamentablemente la experiencia rumana pudo más y no hubo opción de seguir escribiendo la historia. Un 7-6 para los del Mar Negro, 11-9 en el parcial del último juego. Se quedó ahí, pero con buen sabor de boca para el tenis tricolor.