Copa América Centenario

Regresa Mark Geiger, el juez de los escándalos

El árbitro estadounidense es conocido por sus fallos y por favorecer a los equipos grandes. El miércoles vuelve a escena en el Brasil vs Haití. ¡Cuidado haitianos!

Regresa Mark Geiger, el juez de los escándalos

¡Pesadilla en Orlando! Y no es que sea una nueva temática del famoso parque de diversiones de Orlando, Florida. Este miércoles volverá al ruedo internacional, a nivel de selecciones, el árbitro Mark Geiger, conocido por sus polémicos cobros y su predilección por ayudar a las selecciones más "grandes" o favoritas. Será el encargado de pitar el Brasil vs Haití, por lo que los haitianos quedan advertidos.

El juez estadounidense tiene su antecedente más reciente en la Copa Oro 2015, cuando favoreció a México y cobró un penal inexistente, cambiando la historia del encuentro y 'ayudando' a que México fuera finalista de aquel certamen. Panamá incluso amagó a no seguir jugando el partido.

Pero no es el único antecedentes de sus graves cobros.

Lo del México frente a Panamá sólo fue uno más de los errores que acumula Mark Geiser en su carrera. El juez se hizo conocido por ser el primer estadounidense en pitar en Octavos de Final en una Copa del Mundo y por impartir justicia en la Final del Mundial Sub-20 el 2011. Pero el 2012 comenzó a dar que hablar por sus errores. El más reciente en el Mundial de Brasil 2014.

Geiger vio a escasos metros de él como Ogenyi Onazi era fracturado de tibia y peroné por el francés Blaise Matuidi. El jugador del PSG le propinó una terrible patada al nigeriano a menos de cuatro metros del árbitro y éste sólo decidió castigar con una amarilla. Con esto Nigeria perdió uno de sus hombres importantes y Francia siguió impunemente con 11 en el terreno de juego.

Pero lo realizado el miércoles por Geiser tiene un antecedente muy parecido, aunque en un amistoso. El 2012 se enfrentaban Colombia y Brasil en Nueva Jersey. Al partido le quedaban 10 minutos y decidió regalarle un penal a la 'Canarinha'. Aunque pasó a segundo plano porque Neymar la voló y el encuentro acabó en igualdad. ¿La mandó a las nubes intencionalmente? Nunca lo sabremos