• 1ª Parte
  • 15'
  • 30'
  • 2ª Parte
  • 60'
  • 75'
  • 90'
América

33' Peralta

64' Sambueza

68' Sale Osvaldo Martínez entra Michael Arroyo

77' Andrés Andrade

84' Sale Quintero entra Ventura Alvarado

88' Sale Sambueza entra Jesús Alberto Moreno

León F.C

14' Burdisso

51' Elias Hernández

75' Juan González

80' Sale Vázquez entra Luis Montes

81' Sale Maxi Moralez entra Germán Cano

AMÉRICA VS LEÓN

Oribe, "El Rifle" y el escapista Ambriz

En un partido vibrante, América venció 2-1 al León con tantos de Oribe y el 'Rifle' (de penal). Por los esmeraldas había igualado Elías Hernández. Buena actuación de Hugo Hernández.

0
Oribe, "El Rifle" y el escapista Ambriz
José Méndez EFE

'Nacho' Ambriz lleva toda su gestión como mandamás americanista con la cabeza bajo la guillotina. Los dedos señalándole, letanías increpándole, el fuego de la hoguera abrazándole. Lo cierto es que 'Nacho' aún no ha dado una razón concluyente para bajar el pulgar. O quizá sí, pero se las ha arreglado para extender la sentencia condenatoria por una semana, donde ha de dilucidar su estrategia de fuga. Ambriz es un maestro del escapismo. 

Ante el León, las 'Águilas' mostraron lo mejor y lo peor que su pedigrí-Amrbiz ofrece. En esta ocasión, le bastó para cantar victoria. Revitalizadas tras la batalla ganada en Guadalajara, el 'Ave' volvió a la CDMX con una conclusión a sabiendas: el poderío de su vuelo no socava su torpeza al despegar. La Fiera fue un minino, habrá que decir. Extraviado Moralez, fantasmal Boselli, sumiso Vázquez. Los esmeraldas se mimetizaron en la piel de su técnico. El águila no tardó en hacer sangre: primero Darwin quemó los guantes de Yarbrough y después Oribe punteó, apurado, el primer tanto de la tarde ante una puerta abierta de par en par. 

El León se fustigó y destajó la silla que enarbolaba ante él Sambueza. También quiso hacer sangre. Forzaron, incluso, que Hugo González probara las mieles de la fama: atajada inspirada en Ochoa para alejar una bomba de Rocha. Eso sí, el embrujo no tendría vigencia para la segunda mitad. El hecho de que Moralez no pinchara la pelota preparó la escena para Elías Hernández: remate izquierdo, raso, guantazo implacable. Ni tres González lo habrían detenidoLas Águilas se parapetaron tras el medio campo, quizá por edicto de Ambriz, quizá por terror, quizá por costumbre. Sólo tuvieron pulso gracias a los impulsos eléctricos de Sambueza: reflejos en el estado de coma. 

Extraña faena en Tena, el León se amarró las granadas al cuerpo y se lanzó al vacío. Un caos ocasionado por Boselli casi termina con el balón en las redes y un remate de Velarde se perdió en la nada. Ocurrió que González voló sobre las espaldas de Peralta y el juez sentenció. La jugada habría sido legal en el viejo calcio florentino; sangre, polvo y muerte mediante. El 'Rifle' ametralló a Yarbrough. Al América le volvió el alma al cuerpo. El resto fue una colección de cortejos sin orgasmo. Impacto de Cuevas, a micras del poste derecho de Hernández; triquiñuela de Arroyo; súplica de Montes, obús pakistaní de Aguilar; una pinturita de Hernández, retrato de Alvarado con el cuerpo torcido. Goya habría aplaudido.

Ambriz volvió a escapar. Será por la ayuda (¿voluntaria?) de González, la plasticidad de González o el tesón de Sambueza. Quizá todo ya estaba registrado en la estrategia. Aún no sabemos si Ambriz es un genio, un cínico o un agraciado. Lo que sí discernimos es que es un escapista. De los buenos.