Estás leyendo

Lillard quiere los playoffs: 49 puntos y 9 triples en Miami

GANAN BLAZERS Y RAPTORS

Lillard quiere los playoffs: 49 puntos y 9 triples en Miami

Lillard quiere los playoffs: 49 puntos y 9 triples en Miami

Exhibición descomunal del base en Florida. Mientras, los Raptors arrollaron a los Pacers liderados por Ibaka y DeRozan.

Damian Lillard. No parece que ni él ni sus Blazers (esto último es obvio) estén teniendo una temporada a la altura de lo previsto y sigue con solo dos All Star en su currículum. Pero promedia 26,5 puntos, 5 rebotes y casi 6 asistencias por partido y ya ha superado en su carrera los 1.000 triples (tiene 26 años). Desde luego es un jugador especial, un talento único, y por eso hace cosas de las que solo hacen los jugadores especiales. La última, decidir un partido espectacular entre el milagro del Este, Miami Heat, y unos Blazers que tratan de hacer la del mal estudiante: todo a última hora para no quedarse fuera de los playoffs. Ahora están a un partido (32-37 por el 33-36 de los Nuggets). Queda un duelo directo contra Denver, el martes 28, y antes tres partidos asequibles en casa (Bucks, Knicks, Wolves) y una vistita a los Lakers. De ahí deberían salir con cuatro victorias para echar el órdago definitivo al octavo puesto…

La cuestión es que en Miami (104-115) ganaron en back to back y en el final de una gira de cinco partidos de la que salen 4-1. Han ganado ocho de diez a pesar de la remontada inexplicable que permitieron a los Wizards en su pista. Y están muy vivos justo a tiempo… gracias a Lillard. Después de ganar en San Antonio y Atlanta, en Miami (en lo que era la primera oportunidad de los Heat de ponerse en el 50% de victorias), el base aguantó el infernal ritmo de un rival que es una avalancha y terminó con 49 puntos (9/12 en triples) y 14 en los últimos ocho minutos y medio. Ahí volvió a pista, con el partido en el alero, y alimentó el 18-28 final para los de Oregón. Nurkic (21 puntos, 12 rebotes) jugó un partidazo contra Whiteside (17+10), Vonleh aprovechó lagunas en la zona del rival (11+7) y McCollum sumó 18 puntos. Pero si los Blazers ganaron, no hay discusión posible, fue gracias a un Lillard extraordinario.

Los Heat (34-36) aplicaron todo su repertorio de energía física y ejecución táctica pero les rompió el guion el talento descontrolado de un solo rival. James Johnson, uno de los renacidos de la plantilla, se fue a 24 puntos. Pero se echaron en falta, seguramente, los de Dion Waiters, fuera por una lesión de tobillo. Ahora los de Spoelstra están novenos con el mismo balance que los Pistons, octavos. La pelea acabará, seguramente, en foto finish.

Toronto se reconcilia con sus aficionados

Los Raptors, mientras, se ganaron más tranquilidad en el cuarto puesto del Este (la baja de Lowry les tiene por detrás de Celtics y Wizards) con un buen triunfo ante los Pacers (116-91). Ahora 41-29 por el 37-32 de los Hawks y el 35-34 de los de McMillan, que siguen siendo bipolares: 24-10 en casa, 11-24 fuera.

DeRozan (22 puntos) e Ibaka (16 y 5 rebotes) lideraron una buena actuación colectiva, contundente ante un rival que sigue dependiendo de Paul George (esta vez 18 puntos). Los Raptors han reaccionado tras ser arrollados en su pista por los Thunder: triunfo en Detroit y brillante despliegue en la vuelta a Canadá ante los Pacers. Sigue la carrera en el Este…

0 Comentarios

Mostrar